A todos con la misma vara

A todos con la misma vara

Para muchos transportistas resulta contradictoria la norma del MTC de poner orden en el servicio de transporte en taxi.

Para los taxistas, en cambio, es casi una injusticia y un castigo, sobre todo a quienes intentan formalizarse, porque mientras a ellos se les exige vehículos con cilindraje mayor a los 1.250 cc y un peso del vehículo mayor a una tonelada, para “asegurar” la calidad del servicio en especial, “la seguridad del usuario”; otros se la pasan muy bien en la informalidad.

En efecto, es destacable las normas que tratan de imponer orden y seguridad en este rubro, sin embargo, hay una contradicción porque se permite la circulación y el brindar servicio de transporte público a vehículos inseguros, peligrosos y sin reglamentación como ocurre hoy con mototaxis y motoslineales, estos últimos metidos a hacer “taximoto”.

“Sí nos exigen cumplir ciertos requisitos para dar seguridad a los pasajeros, ¿por qué no se piden con ese rigor, lo mismo a los mototaxis y motos”, afirma uno de los dirigentes, y razón no le falta, porque en aras de “dar seguridad” a los usuarios, la exigencia debería ser a todos los vehículos que hacen este servicio.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.