Un Perú diferente que invita a soñar

Un Perú diferente que invita  a soñar

Rolando Chumpitazi – Director

rolando-ddEl gol de Cueva nos emocionó. Pero la realidad –esa que ayer se llamó Neymar- nos devolvió al piso al minuto siguiente. Perú empató 1 a 1 con Brasil por la Copa América y todos vivimos un domingo de infarto. Esta blanquirroja made in Gareca no solo nos hace sufrir, sino que al final de los 90 minutos, nos invita a soñar.

Este no es un comentario de analista deportivo –para eso están los especialistas- sino de un hincha más de la selección –como usted, o también usted- que ayer vivió, con el corazón en la garganta, el partido con Brasil. ¡Qué pesadillas tendré con Neymar!

Lo que pintaba como un domingo más, no lo fue. Sí, nos empataron al minuto siguiente y nos terminaron ganando a los últimos minutos. Como siempre, dirá usted. La diferencia, empero, estuvo en la actitud, esa que siempre le reclamamos a los jugadores.

Si hasta Dunga lo dijo: “Si Perú juega como hoy, muchos tendrán problemas”. Y no es verso brasileño; es realidad. Gareca, y ese es un avance, ha inyectado el “sí se puede” a las venas de nuestros futbolistas. No sentirse menos parece ser la consigna.

Muchachos, no hagan que me arrepienta de mis palabras.

COMPARTIR     Twittear Compartir