Tener un perro en la oficina eleva la productividad y reduce el estrés, según estudio

Tener un perro en la oficina eleva la productividad y reduce el estrés, según estudio
  • Las personas con mascotas son percibidas como más amigables, por lo que tener una en la oficina puede ayudar a mejorar las relaciones laborales, señala experto.

Puede que haya llegado el momento propicio de decirle a tu jefe que el permitir traer mascotas a la oficina podría ser una de las mejores decisiones que tomará en su vida. Y es que una investigación de la Virginia Commonwealth University llegó a la conclusión de que los trabajadores experimentan menos estrés cuando hay un compañero animal cerca.

Según Marie-José Enders, quien estudia la relación entre los animales y los seres humanos, el tener a una mascota “es bueno para el ambiente de trabajo” pues “no solo baja tu nivel de cortisol (hormona que se libera como respuesta al estrés) cuando acaricias a un perro, sino que también produces más de la hormona oxitocina que te hace sentir más relajado y feliz”.

“Si tu jefe te está haciendo pasar por un momento difícil, un perro puede hacer que sea más fácil poner ciertas situaciones en perspectiva. Puedes tomar un poco de espacio y pasear al perro”, dijo Enders. “Un animal en el trabajo hace que la gente esté más motivada, les gusta más su trabajo y experimentan menos estrés”, agregó.

Una mascota en la oficina puede, además, ayudarte a conocer a tus colegas más rápidamente. “Son un gran rompehielos”, aseguró la psicóloga del comportamiento Lotte Spijkerman.

Dato

* En Google y LinkedIn, por ejemplo, no es extraño ver que los empleados ingresen a las oficinas junto a sus mascotas.

COMPARTIR     Twittear Compartir