También importa la educación vial

También importa la educación vial

En Piura, como en otras provincias de la región, el parque automotor crece vertiginosamente. Cada año hay más autos y también miles de motos y mototaxis; sin embargo, las pistas siguen siendo las mismas: estrechas, mal señalizadas, sin semaforización y, sobre todo, convertidas en una selva donde el más temerario reina, pero a costa de poner en riesgo la salud física y hasta la vida de los demás.

El incremento del parque automotor no solo eleva la contaminación ambiental y sonora, sino que trae consigo otros problemas como el caos y los accidentes de tránsito, porque –lamentablemente-, muchos de los conductores, en especial de los vehículos menores, carecen de cultura vial.

Hacen y deshacen en las pistas, estacionan donde quieren, circulan como pueden y generan un clima de inseguridad en las calles.

Piura, al igual que otras provincias, no tiene el número suficiente de fiscalizadores para poner orden, y los pocos policías de Tránsito, parecen tener una función decorativa, porque no sancionan ni ordenan.

Falta ordenamiento, señalización, autoridad en las calles, pero en especial, educación vial, tanto en conductores como en peatones.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.