Sorprende y no sorprende…

Sorprende y no sorprende…

sor

...Que en el mercado de abastos de Piura se vendan polluelos y patos recién salidos del cascarón. “Llévelos  dos por cinco soles, y tres por diez”, dice la señora, quien sentada en el suelo llama la atención de los ‘caseritos’. Buena o mala, llama la atención esa escena pintoresca, circunstancial y llena de vida y píos y graznidos.

…Que muchos ciudadanos se quejen de arrebatos frente a la Comisaría de Piura, donde se supone que es la zona ‘más segura’ de la ciudad. Para muchos no es así, y piden intensificar vigilancia.

…Que en la urbanización Santa Isabel sigan robando al paso ‘cogoteros’, delincuentes en motos y hasta drogadictos que merodean aprovechando las oscuras calles de la zona.

…Que al lado de la Comisaría de Piura, desde un portón verde, estén saliendo las aguas servidas hacia la calle, causando malos olores y malestar en los transeúntes y clientes de una entidad financiera.

COMPARTIR     Twittear Compartir