“Prometí cambiar a la ciudad de Piura en cuatro años y no en cuatro meses”

“Prometí cambiar a la ciudad de Piura en cuatro años y no en cuatro meses”

Frente al desorden de la ciudad a causa de los ambulantes y el transporte, el alcalde de Piura, Juan José Díaz, afirma que la falta de recursos le impide contratar más personal para alimentar la fuerza represiva de la comuna. Pide confianza en los grandes proyectos.

–¿En cuatro meses cuánto se avanzó de su propuesta de Piura bonita y segura?
Avanzamos en los cimientos del cambio. En transportes estamos haciendo los esfuerzos pero es obvio que con 10 inspectores en el turno de mañana, es imposible lograr un control de la ciudad. En lugar de contratar 100 inspectores más, lo que hacemos es encaminar el proyecto de Smart City con el componente de la fiscalización electrónica.

Probablemente, en 15 días presentaremos la carta de intención, con lo cual antes del bicentenario lo vamos a tener.

–Mientras tanto, qué se hace para controlar el tránsito?
Mientras tanto hacemos esfuerzos de la manera tradicional, pero estamos apuntando a lo extraordinario.

–¿Pero la población percibe que la ciudad no cambia, siguen los ambulantes y las motos en el centro?
El cambio es un proceso. Yo prometí cambiar Piura en cuatro años y no en cuatro meses. Por ejemplo si hacemos un operativo integral en la Bolognesi, ya tenemos problemas en el óvalo Grau. Y si vamos, tenemos problemas en Real Plaza y así. Lamentablemente, también es un tema [de logística].

En Fiscalización solo encontramos una camioneta. ¿Qué tanto podemos hacer con una camioneta? Hay limitaciones, no obstante se comprarán nuevos vehículos y un pequeño camión para tener una mayor fuerza disuasiva y represiva incluso en el tema de los ambulantes […]

–¿Contratará más personal mientras se logra el proyecto de Smart City?
No hay presupuesto para contratar más inspectores; nos dejaron el municipio en bancarrota.

Entonces tengo que actuar de manera responsable. Normalmente los nuevos gobernantes de inmediato contratan a su gente.

En mi caso, es al revés, tengo presión de contratar y no lo hago porque tengo que ser responsable. Hay un déficit tremendo.

Las pocas contrataciones son muy justificadas y los propios gerentes son testigos que ellos son los que más me piden apoyo y siempre les pido que hagan su mejor esfuerzo con los recursos que tenemos. Así como vamos mejorando la recaudación del SATP, en el futuro cercano podremos mejorar la capacidad de respuesta de la municipalidad.

Si fuera un político tradicional sería el primero en contratar 100 trabajadores entre barrenderos, serenazgo e inspectores. No lo he hecho a pesar que tengo mucha presión de muchos ciudadanos que, con todo derecho, quieren un cambio rápido.

–¿Entonces cuándo se empezará a notar la Piura bonita y segura que propone?
Hay cosas que se van mostrando. Plaza del Mar, no es que yo lo construí […] pero sí destrabamos el proyecto y acompañamos con capacitaciones para que este mercado nuevo no sea más de lo mismo y finalmente sucumba al desorden y la informalidad.

En el tema de recojo de basura, se trabaja con las Juvecos y el sistema en el distrito ha mejorado mucho.

Se recuperaron las áreas verdes de la Av. Sánchez Cerro. Ya sacamos la buena pro del dren Sullana en mes y medio y estamos haciendo avance para destrabar el proyecto de la UPIS Lae.

Tenemos las 30 pistas y veredas. Creo que cuando se terminen estas pistas y veredas, que serán soluciones integrales y definitivas, eso será la principal forma en la cual vamos a mostrar esta Piura diferente.

–¿La población también reclama un mejor servicio de serenazgo por los arbitrios que paga?
Hemos recibido cinco motos operativas. Pregunto cómo podemos tener una capacidad de respuesta con eso, evidentemente no es posible. Frente a ello lo que estamos haciendo es la compra de 50 motos más dos camionetas que van a servir para tener una capacidad de respuesta en coordinación con la policía.

–¿Habla del patrullaje integrado?

Esto significa un policía y un sereno en cada moto y todos con radios. Se sumará luego la Smart City con las cámaras de detección de rostro. En esta semana probablemente llega el ministro del Interior para firmar el convenio en el cual la Municipalidad se compromete a solventar la defensa legal de los policías que en el patrullaje integrado sean denunciados. También está el compromiso de poner operativos 10 patrulleros de la Policía. Ya son cuatro que ingresan al taller.

–¿Que le dice a la población que mira con impaciencia a la gestión, luego de otros gobiernos que no cumplieron las expectativas? ¿Cómo manejará esa impaciencia?
Dando señales claras que estamos en buen camino. [Para] todos los grandes problemas de la ciudad está encaminada una solución, lo que no es posible es cambiar esto en cuatro meses. Jamás me he comprometido cambiar a Piura en cuatro meses. Es un proceso en el cual se verán cambios importantes.

–¿Si no es paciencia, entonces qué pide a la población?
Apoyo, porque paciencia es como la actitud de quien solo mira. Necesito la participación de la población para que Piura cambie […] Se quejan de los ambulantes, que nos atacan por muchos lados, en el Parque Infantil, óvalo Grau, Plaza de Armas, pero si la población es la primera que les compra entonces no participa en este cambio. Con el solo hecho de pintar su fachada o cuidar el jardín de su casa, están generando el cambio.

–¿Se investigará el agasajo que se hizo en horario de trabajo a la regidora Lozada, como pide el sindicato?
El [agasajo] se hace con todos los trabajadores, el problema es que ellos no trabajan, están con licencia sindical permanente y probablemente no lo saben. Me parece un tema menor y no me voy a distraer.

COMPARTIR     Twittear Compartir