Piden que ARCC se haga cargo de defensas del río Piura para evitar retrasos

Piden que ARCC se haga cargo de defensas del río Piura para evitar retrasos

Dirigentes y miembros de los colectivos de Piura propusieron que la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) asuma la gestión de la construcción de las defensas del río.
Así lo dijeron al conocer los problemas entre el Gobierno Regional y la contratista que acabaron este viernes 22 de enero con la resolución del contrato por las defensas del tramo II.
La obra queda paralizada al 20% de avance con defensas expuestas y losas de concreto destruidas entre el puente Cáceres y aguas abajo del Bolognesi.
“Actualmente, estamos peor que el 27 de marzo del 2017. Con un caudal menor se puede hacer daño a las losas y el río otra vez puede entrar a la ciudad. Es como se hubieran abierto la puerta para inundarnos. El Gobierno Regional sigue demostrando incapacidad y no queda otra cosa que entregar el proyecto a la ARCC”, expuso Víctor Garrido Lecca, presidente del colegio Piuranos por Piura.

Problemas

Garrido Lecca sostiene que los problemas empezaron muchos meses atrás cuando la empresa supervisora hizo observaciones que no fueron atendidas.
Pese a ello, se rescindió contrato con la supervisión y el mismo GORE asumió esta función.
Según Garrido Lecca, la intervención económica que se dio a inicios de enero, solo fue un trámite, antes de disponer la resolución de contrato.
El Tiempo intentó conocer la versión del Gobierno Regional, pero ni el gobernador Servando García ni el gerente general Jesús Torres, contestaron.
Tampoco hubo respuesta del consorcio.
De acuerdo a Garrido Lecca, la obra se paraliza cuando ya se había pagado más de S/36 millones de los S/98 millones del contrato.

Rapidez

Miembros del colectivo Inundación Nunca Más también indicaron su preocupación por este nuevo retraso.
“Ya serán cuatro años de la inundación y por lo menos las defensas ya debieron estar terminadas, pero están a casi la mitad. Estamos expuestos y somos los más perjudicados con la paralización de esta obra”, expuso la integrante del colectivo, Flor Infante.
A su criterio, se requiere rapidez en el reinicio de los trabajos de las defensas.
“Si es que la Reconstrucción lo hace de una manera más rápida, sería lo que nos convengan a nosotros. […] La unidad ejecutora debe ser una entidad que se comprometa a terminar la obra lo más antes posible, porque se dilata demasiado el tiempo. Sabíamos que se iban a demorar con las obras del plan integral, pero estábamos tranquilos por que se estaban avanzando con las defensas [en la parte urbana], pero ahora tenemos el problema que no las hay. Esto ya no se puede tolerar”, comentó.

Verano en riesgo

Para los especialistas consultados por El Tiempo es muy complicado reiniciar obras y tener listas las defensas en este verano.
El escenario más optimista sería reiniciar en marzo y el más complicado, en el mes de junio.
Para la abogada y especialista y temas de contrataciones, Claudia Cabanillas, son dos factores que juegan en contra: el proceso arbitral y la actualización del expediente de saldo de obra.
Sobre el primer punto, dijo la abogada, es casi un hecho que el consorcio irá a un arbitraje y que interpondrá una medida cautelar para suspender toda acción que tome el GORE.
“Si no se va a arbitraje lo que sucederá es que no solo le van a ejecutar la carta fianza sino que además tendrá sanción administra en OSCE. Con o sin razón, se van a arbitraje. Es una forma de dilatar las consecuencias”, apuntó.
Cabanillas explica que si los abogados del GORE invocan la causal de bienestar general y seguridad de la población, podrían seguir adelante con un nuevo proceso de convocatoria y darle el proyecto a otra empresa para que termine, a pesar del tema legal.
Algo similar sucedió, refiere, con la Av. Vice que estaba en proceso arbitral cuando se hizo una segunda convocatoria de postores.
“Por encima de los intereses económicos de la empresa, está salvaguardar la seguridad de la población”, aseveró Cabanillas.

Saldo de obra

En caso se supere este tema legal, otro paso es la revisión del avance de los trabajos y definir el saldo que se debe ejecutar.
“Un proceso de la magnitud que estamos hablando y que se trabaje mañana, tarde y noche tomaría unos tres a cuatro meses para organizar el saldo de obra, hacer los informes correspondientes y el inventario. Calculo que el nuevo expediente de saldo estaría listo a la quincena de febrero, pero en reactivar el proceso, armar bases y el comité, nos vamos hasta mayo o junio”, expuso.
En caso se use el camino de la adjudicación directa, el proceso se daría en marzo de este año, sostiene.

Contingencia

A su turno, el decano del Colegio de Ingenieros, Manuel Asmat, refirió que ante el problema, ya no queda otra opción que pensar en el plan de contingencia.
Lo más cercano e inmediato, sostiene, es lamentablemente volver a colocar sacos de tierra en los puntos más vulnerables.
“Hay que pensar ya en cuales van a ser los planes de contingencia porque estas crecientes del río Piura a veces nos sorprenden […] Va a sonar triste decirlo, pero en el 2017 se ponían sacos para cubrir las partes que faltaban de las losas de concreto, entonces creo que en eso debemos prepararnos en este momento”, manifestó Asmat.
De otro lado, el decano coincidió con la directora de la ARCC, Amalia Moreno, en decir que la intervención del GORE debió darse mucho tiempo atrás.
Asmat recordó que desde octubre del año pasado, el Colegio de Ingenieros reclamó por mayores frentes de trabajo en el tramo II.
“Ya estamos octubre y si viene un fenómeno El Niño no nos protegería en nada porque el trabajo no está completo, entonces lo que debemos priorizar por niveles, es decir, que se empiece a ver las losas de concreto de los niveles más bajos y empezar a trabajar en varios frentes de trabajo en paralelo”, reclamó Asmat el 20 de octubre del 2020.
El GORE recién aprobó la intervención de la obra el pasado 4 de enero.
Hasta el cierre de edición ningún funcionario del Gobierno Regional brindó explicaciones sobre lo sucedido en el tramo 2 del río.
El contrato se firmó en el 2017 en la gestión del gobernador Reynaldo Hilbck, pero las obras empezaron con Servando García.

Datos:

  • El consorcio Protección Piura y Castilla asumió el proyecto de construcción y rehabilitación de defensas en el tramo 2 (puente Cáceres hacia aguas abajo del puente Bolognesi).
  • El consorcio está conformado por las empresas Basa Construcciones S.A.C., Constructora Upaca S.A. y H&C Asociados SRL
  • La Unidad Ejecutora es el Gobierno Regional desde el 2017. Para que ingrese la ARCC, la entidad regional tendría que renunciar a este encargo.
  • Podría suceder algo similar a la elaboración del plan integral de manejo del río Piura.
COMPARTIR     Twittear Compartir