Pedro Pablo Kuczynski debe cuidar las formas

Pedro Pablo Kuczynski  debe cuidar las formas

luis-garcia

Luis García barreto
Colaborador

En nuestro sistema democrático, pese a los aciertos, errores o arrepentimientos, debe perdurar el mandato de cinco años que los peruanos votamos. De nada conviene para el actual gobierno a través principalmente del presidente de la república, embarcarse, para decirlo conforme a los tiempos, en un huayco de desaciertos que los ponen cada vez más lejos de la simpatía popular al punto que algunos interesados apuntan por su vacancia  con  urgencia.

Como dicen todos los políticos, en campaña o durante el gobierno, también lo repite el presidente: “no gobierna con, ni me interesan las encuestas” por más que estas reflejen la precipitosa caída de la popularidad y el indicativo que hay una vacancia de liderazgo a nivel de poder ejecutivo, lo cual resulta altamente peligroso para la gobernabilidad y democracia toda vez que es el presidente de la república quien por mandato constitucional, obviamente, concentra una serie de atribuciones y facultades gubernamentales.

Se votó por don Pedro Pablo a sabiendas de sus reacciones inadecuadas, altaneras y caprichosas, actitud que no tendría porque cambiarla en el ejercicio de la gestión gubernamental; lo cual se ha evidenciado porque se debe a él y casi únicamente a él las crisis desatadas y que lo persiguen desde que asumió la más alta magistratura de la nación. Luego de siete meses de gobierno debería tomar el cauce de la humildad y aceptar que se desbordó generando expectativas y que se sobrestimó como al conjunto de sus colaboradores, pues los resultados no son un alivio para nadie. Los temas de reactivación económica postergados, la inseguridad ciudadana en aumento y la falta de consistencia en todos sus mensajes lo pone más al lado de Julio Iglesias con su canción “a veces sí, a veces no”. Chinchero va y Chinchero no va.

Lo real y triste que este tema no ha quedado claro para nadie, situación que  abona en la pretensión de algunos parlamentarios de someter al ministro de transportes Martín Vizcarra, a la sazón vicepresidente de la república,  una interpelación. Así, lo inteligente del presidente sería licenciar a buena parte de su gabinete, Vizcarra entre ellos, y apostar por un recambio para salir fortalecido.       

COMPARTIR     Twittear Compartir