Padre Miguel Montes, ex Director del Don Bosco, denunció ser víctima de agresión

Padre Miguel Montes, ex Director del Don Bosco, denunció ser víctima de agresión

Este es el testimonio del Padre Miguel Montes, ex Director de Estudios del colegio Salesiano Don Bosco de Piura, quien vive aterrado por las constantes amenazas de sus vecinos en Villa El Salvador, Lima.

“Me rodearon, me tiraron cerveza, me gritaron, me empujaron”.

Miguel Ángel Montes, sacerdote de la parroquia Cristo Resucitado de Villa El Salvador, con más de 25 años de Ordenación Sacerdotal, denunció haber sido víctima de múltiples agresiones por parte de los vecinos que realizan “indecorosas” fiestas en la losa deportiva de la zona, a tan solo pocos metros del templo.

“Hace varios domingos. Exactamente desde hace siete domingos, estas familias que viven cerca de la canchita del sector 13, donde queda también la parroquia, hacen estas fiestas chichas. El pasado domingo, la gente estaba cansada. Siempre llamamos al Serenazgo y la Policía pero no hacen absolutamente nada”, señaló el padre.

Golpean a sacerdote por intentar detener “indecorosa” fiesta

Asimismo, Montes indicó que tuvo que ser trasladado a un centro médico luego de haber sido atacado.

“Me acerqué al lugar de los hechos y les reclamé airadamente que por favor pararan. Les dije que las familias del lugar estaban desesperadas por la situación. Me rodearon, me tiraron cerveza, me gritaron, me empujaron y me fui contra una pila de cajas de cerveza. Uno de ellos me agredió y me metió un puñete que me desvió el tabique. Ahora estuve en el Hospital de Emergencias que con mucho cariño me atendieron”, aseveró.

Según Montes, la losa deportiva no es usada por niños de la zona, sino por adultos que juegan partidos desde las cuatro de la tarde del domingo, los cuales son seguidos de estas fiestas que terminan a las 6:00 a.m. de los lunes.

“Los agentes de serenazgo se toman una cerveza con ellos y después se van. Pedimos que alguien nos defienda. Los vecinos están desesperados y temerosos porque nos amenazan. Vive gente de mal vivir”, precisó preocupado el padre.

Vía RPP

COMPARTIR     Twittear Compartir