Padre Miguel Medina: “Ay, gobernador, cómo duele Piura”

Padre Miguel Medina: “Ay, gobernador, cómo duele Piura”

Piura duele mucho más, está séptica, infectada con el peor de los virus: la pasmosa indolencia que nos lleva hacia un suicidio político, moral y social.

Piuranos amnésicos que han propinado al país un violento empujón hacia el precipicio, al callejón de la muerte, al callejón sin salida. Piura traiciona a la patria y ha soltado de la cárcel a Barrabás, asesino, expresidiario y sedicioso.

Además, hay un gobernador como Pilato que azota al pueblo con frialdad, condena a la muerte a los inocentes y sufridos pacientes del COVID y, como hizo Pilatos con Jesús, crucifica a los más desposeídos, quita el oxígeno a los enfermos para hacer campaña política y disfraza el homicidio con una falsa e hipócrita solidaridad: luz de la calle y oscuridad de la casa, se lava las manos como un cobarde.

De Pilato y de sus compinches, Jesús dijo: “Perdónales porque no saben lo que hacen”; pero tú, gallo “pajuilo”, sí sabes lo que haces y eso es perverso y criminal, no te importa el pueblo ni el bien común; sólo tienes oídos para los “kikiriki” y no escuchas el clamor por el oxígeno; juraste primum non nocere, pero eso te importa un pito.

Desplumemos al gallo, simple ave de corral que se cree el Caballero Carmelo; este gallo es peor que el virus y debemos derrotarlo porque nadie está por encima de la ley. ¿Hay en Piura jóvenes de la “Generación Bicentenario”? ¿Dónde están? Ustedes son nuestra esperanza.

No le den prensa al gallo; Colegio Médico, quítele la licencia; Colegio de Abogados o facultades de derecho, ármenle un caso; trabajadores del GORE o algún ciudadano que se asesore y haga una denuncia; los colectivos que buscan el bienestar de la región, depongan sus diferencias y vayan por ese gallo; organizaciones vecinales, clubes de madres, deudos de los fallecidos por la falta de oxígeno, etc. ¿Alguien defiende al pueblo?

Dejemos de soñar con Miguel Grau. Ahora es nuestro turno, necesitamos una Piura independiente y verdaderamente libre de esa “ominosa cadena” del letargo e indiferencia y libres de este gallo.

¿Algún medio se apunta? Ay, Piura, ¿cuál de tus hijos hará el honor de asumir y liderar este gran reto de la historia, hacer la diferencia y marcar el camino de una nueva Piura digna, no sometida ni apática?

No hablo de los gremios ni de otras instituciones porque desde hace “muchisisísimos”, años sólo ven sus intereses gremiales, “los aceitan bien y transan por lo bajo” olvidándose del bien común. ¡Gua, paisano!


Columna de opinión del padre Miguel Medina Pacherre publicada el 15 de marzo de 2021.


Escrito por: Miguel Medina Pacherre
COMPARTIR     Twittear Compartir

Miguel Medina Pacherre

Miguel Medina Pacherre

Sacerdote. Párroco de Nuestra Señora de Guadalupe.