Luis Gabriel, Juan y Jordan: tres venezolanos que buscan una vida mejor en Piura

Luis Gabriel, Juan y Jordan: tres venezolanos que buscan una vida mejor en Piura

En una calle de la Urb. Santa María del Pinar tres venezolanos buscan una nueva vida. “Nos venimos a Piura huyendo de la situación política, económica y humanitaria de Venezuela”, dice Juan Colmenares Ledezma, de 28 años.

Él y Luis Gabriel Prada Ledezma (21), su primo y chef profesional, con Jordan José López Guevara (28), ingeniero mecánico, tienen el negocio de vender hamburguesas, arepas y más emparedados desde hace dos meses, aproximadamente. Le han llamado North Pacific Burger and Grill. Incluso tienen su fanpage en Facebook.

Luis y Yordan son de un pueblo que se llama Caicara del Orinoco, del estado Bolivar, que es parte de la zona selvática de Venezuela. “Yo soy de Valle de la Pascua, Estado Guárico, parte de los Llanos centrales venezolanos”, explica Juan.

Oportunidades

Desde su natal y conflictiva Venezuela ahora tiene un rincón peruano en la calle Los Jazmines de Santa María del Pinar. “Nos decidimos por Perú, porque nos ofrece condiciones de vida y oportunidades de desarrollo que no nos ofrecieron en ningún otro lugar”, cuentan, mientras preparan la ensalada de las hamburguesas.

Juan toma nota de los pedidos. Luis Gabriel y Jordan están concentrados en la cocina. Sus clientes más abnegados son los estudiantes-pensionistas de la Universidad de Piura (Udep) y Universidad Privada Antenor Orrego (Upao), las más cercanas. Los clientes se tornan curiosos con las formas que le dan a sus productos.

“Nuestro día empieza temprano con un proceso de inventario para decidir qué debemos comprar en el día, luego 2 de nosotros hacemos las compras, así el otro tiene la mañana para asuntos personales. Por ejemplo, 2 días a la semana tengo clases de Bartender en el Ceturgh, esos días Luis y Yordan se encargan de las compras”, narra Juan, lleno de entusiasmo porque se les ha acabado la Arepaburguer.

La apertura

“Nuestro negocio gira en función de combinar la comida rápida venezolana con los ingredientes peruanos, que tienen un sabor potente“. Luis Gabriel dice que también procuran que las hamburguesas tengan un mismo peso. “La carne la hacemos nosotros, tenemos un secreto”, sonríe.

Los comensales, parados frente al carrito, esperan. De pronto, Jordan y Luis Gabriel dicen que en Piura habrían cerca de mil venezolanos. Todos los escuchan atentos cómo es que dejaron su país natal y se aventurar a una nueva vida en otro, también con problemas políticos y sociales por lluvias e inundaciones.

Los venezolanos comentan que luego de la 1 p.m. empieza el proceso de producción, “nos aseguramos de cumplir la cadena de frío con las carnes y limpiar correctamente nuestros vegetales, procesos que conoce Luis Daniel por ser cocinero profesional y su experiencia en distintas cocinas”.

El proceso, por lo general, continúa hasta las 5 cuando tiene que sacar el carrito: “A las 7 empezamos atendemos hasta las 12, al cierre hacemos limpieza general del carrito y de todos los implementos de cocina, si fue un buen día por lo general nos preparamos algún cóctel y hablamos de la jornada, oportunidades de mejora y planes para el futuro”.

El “pepito”.

 

La arepa.

 

El granjero.

 

COMPARTIR     Twittear Compartir