Las promesas bloquean los engaños

Las promesas bloquean los engaños

Una nueva investigación estudió el efecto de las promesas dadas por adolescentes para no hacer trampas en su desempeño posterior. Encontró que los adolescentes que prometieron ser sinceros tenían menos probabilidades de ‘engañar’ que aquellos que no lo hicieron, incluso cuando no podían ser descubiertos.

El estudio de 640 participantes de 10 a 14 años de edad en India, fue diseñado para que sea imposible saber quién cumplió y no cumplió su promesa, lo que sugiere que no es solo el miedo a las represalias sociales lo que hace que las personas atenerse a su palabra (Patricia Kanngiesser, Jahnavi Sunderarajan, Jan K. Woike. Manteniéndolos honestos: las promesas reducen las trampas en los adolescentes. Journal of Behavioral Decision Making, 2020).

Hacer trampa en entornos académicos es un problema en todo el mundo. India tiene un sistema altamente competitivo en el que participan 250 millones de personas, por lo que la trampa académica es una tentación para mejorar los puntajes académicos

La investigación utilizó una serie de experimentos para evaluar la efectividad de invitar a los participantes a prometer ser sinceros, con puntos que luego se convertirían en premios como incentivo. En comparación con los grupos de control, las promesas en el estudio redujeron sistemáticamente las tasas de engaño, y los autores concluyen que podrían ser una herramienta simple para reducir el comportamiento deshonesto.

Patricia Kanngiesser, quien es profesora asociada de psicología en la Universidad de Plymouth, comentó: “Las promesas son lo que llamamos ‘actos de habla’ y crean compromisos simplemente diciendo palabras específicas. Así que uno pensaría que tienen muy poco poder vinculante. En contraste, la investigación ha demostrado una y otra vez que muchas personas mantienen su palabra, incluso a un costo personal”.

Este estudio proporciona más evidencia de eso, y sugiere que las promesas podrían ser una forma poderosa de alentar y mantener un comportamiento honesto en un contexto académico, especialmente en adolescentes, apelando a una autoimagen de personas correctas y confiables. Sería interesante verificar si en otros contextos culturales como el latinoamericano ocurre algo similar, habida cuenta que una y otra vez la deshonestidad aparece como una característica común en estas poblaciones (Ipsos Informe de Opinión Identidad nacional Perú, julio de 2020, 65% se avergüenza del nivel de corrupción).


Escrito por: León Trahtemberg
COMPARTIR     Twittear Compartir

León Trahtemberg

León Trahtemberg

Educador y columnista de diversos medios de comunicación. Es miembro del Consejo Nacional de Educación desde el año 2002. Ha publicado 16 libros sobre Educación Peruana. Recibió las Palmas Magisteriales en grado de Amauta, máxima condecoración otorgada por el Ministerio de Educación del Perú (2001).