La crisis moral también preocupa

La crisis moral también preocupa

El desafuero y la condena a cinco años de prisión efectiva contra el hoy prófugo Edwin Donayre no hace sino ahondar aún más la crisis moral –por los casos de corrupción y faltas éticas-, que llueven sobre el actual Congreso de la República.

Antes fue desaforado Benicio Ríos e internado en el penal cusqueño de Cuencoro, por el delito de colusión agravada.

Hoy, además de los dos exlegisladores con sentencias, hay nueve parlamentarios más suspendidos por problemas legales que van desde la colusión, acoso sexual y tocamientos indebidos, falsedad genérica al alterar información en su hoja de vida, etc.

Y si miramos más allá del Congreso, tenemos cuatro expresidentes con juicios, dos de ellos detenidos y uno prófugo; decenas de exgobernadores investigados o detenidos por diferentes actos decorrupción, y la lista es larga.

¿Qué está pasando con el Congreso y con los políticos en el país? Es irrebatible la transgresión ética que se está dando en los principales líderes políticos, y esto no solo sumerge en una crisis moral al país, sino que también altera a la sociedad que mira casi como algo “normal” el mentir, abusar del poder y robarle al Estado.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.