¿Es mi niño un adicto a los videojuegos?

¿Es mi niño un adicto a los videojuegos?

En los últimos años ha habido una incidencia mayor en los casos de adicciones a los videojuegos, especialmente en niños.

Es cierto que los videojuegos tienen sus ventajas, pero cuando el niño no es capaz de jugar a nada más, cuando prefiere estar encerrado en casa que salir a jugar con los amigos, la cosa cambia: ya no es un juego, sino una adicción.

Detecta algunos de los síntomas más comunes en los niños con adicción a los videojuegos.

Comportamiento inusual. Tienen conductas muy disruptivas: cuando no juegan o, incluso, cuando juegan, pueden parecer indiferentes, distraídos e irritables.

Aislamiento. Pueden pasar las horas de un fin de semana delante de la pantalla, restar horas de dormir y hasta olvidar que tienen que comer. La interacción social disminuye.

Falta de control. Cuando no se autocontrolan en el uso del juego, no se plantean una hora límite y pierden el control emocional cuando se les pone normas al respecto.

Hábitos impulsivos. Necesitan jugar de forma inmediata y si tienen dinero ahorrado, son capaces de invertir mucho para comprarse más juegos, accesorios relacionados, etc.

Datos

En muchas ocasiones, empiezan a jugar y pierden la noción del tiempo, lo que puede provocar que se levanten de la silla al cabo de ocho horas. Se evaden de la realidad, lo que es una forma de no aceptarla.

COMPARTIR     Twittear Compartir