Editorial: Las tareas que las lluvias imponen

Editorial: Las tareas que las lluvias imponen

Las lluvias en Piura ya no son un fantasma, una probabilidad o aquello que no queremos que se aparezca. Las lluvias comenzaron y algunos distritos de la sierra piurana han quedado aislados.

Tenemos que hacernos la misma pregunta de todos los años: ¿Estamos preparados? Este diario ha intentado en muchas oportunidades consultar al Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) acerca de los materiales con los que se podría enfrentar un periodo lluvioso de leve a mediana intensidad, según el pronóstico manejado hasta entonces. Sin embargo, la respuesta era la misma: “No recordamos cuánto hay, pero estamos preparados”. Este es el momento de demostrar si ello es verdad.

La segunda pregunta es qué pasará con las obras de rehabilitación/reconstrucción que están a medio hacer. Hay proyectos de lento avance y muchas promesas, pero lo que Piura requiere es acción. Es urgente tener un plan de contingencia para estos casos. De acuerdo a los expertos, las lluvias se prolongarán hasta abril y por ello necesitamos defensas y maneras de sortear el aislamiento en la sierra, a pesar de tener el clima en contra.

También se debe calcular el costo que las lluvias podrían tener sobre la actividad agrícola, frenada en parte por la falta de infraestructura agraria.

No menos importante que todo lo mencionado es lo referente a la salud pública. Es necesario que se multipliquen los esfuerzos para mantener informada a la población sobre los riesgos del verano y desarrollar estrategias de atención. La tarea es grande, pero es ineludible.

COMPARTIR     Twittear Compartir