Editorial: Seguimos sin planificar el crecimiento urbano

Editorial: Seguimos sin planificar el crecimiento urbano

Uno de los temas que no pueden faltar en las propuestas de los candidatos a las municipalidades, pero que casi no se oye en estos días, es cómo evitar el crecimiento desordenado de las ciudades del departamento, dado que en los últimos años esta expansión desmesurada ha permitido graves peligros como la creación de nuevos asentamientos humanos en zonas no habitables.

Lamentablemente, en las últimas décadas las diversas gestiones municipales, en lugar de dedicarse a dar soluciones técnicas al caos urbano y a la falta de un plan de crecimiento para 20 a 30 años en adelante, se han dedicado a dar soluciones meramente políticas, al designar en los cargos de planificación, a personas inexpertas.

Sin duda que la poca o nula eficiencia de las diversas gestiones ediles es un freno al desarrollo urbano de la región. Y no se trata de casos aislados. Según el gerente general de EPS Grau, Roberto Sandoval, la mayoría de municipalidades provinciales y distritales carece de un Plan de Desarrollo Urbano.

Una de las tantas consecuencias negativas de esta deficiencia es que impide, por ejemplo, planificar mejoras en el sistema de saneamiento. Dificulta a los funcionarios encargados de esta empresa tener una visión de crecimiento de las ciudades. En consecuencia, no pueden diseñar proyectos que ayuden a mejorar la coberftura del servicio. Así de simple.

Podrían empezar por lograr acuerdos con las comunas para priorizar proyectos, a fin de evitar lo que sucede ahora, en desmedro de los pocos recursos públicos: parchar y romper, hacer y deshacer pistas.

COMPARTIR     Twittear Compartir