Editorial: Que se vaya el gerente (y todos sus amigos)

Editorial: Que se vaya el gerente (y todos sus amigos)

El Poder Judicial ha ordenado que el gerente del Gobierno Regional, Jesús Torres Saravia, se vaya a su casa.

Creemos que no solo debe retirarse este personaje -que mucho ha contribuido al desprestigio de la gestión de Servando García-, sino también muchos de los funcionarios instalados en oficinas inmerecidas.

El grado de improvisación al que ha llegado el Gobierno Regional en poco más de un año justifica hacer una limpieza profunda.

¿Puede sostenerse la gobernabilidad de la región con cuadros tan deslucidos, con denuncias por doquier, con personas envueltas en severas acusaciones éticas?

Injusto sería decir que Servando García tiene toda la culpa, pero es el responsable político de esta situación y, en todo caso, todos los días tiene delante la oportunidad de proceder conforme a las leyes y la razón y reorganizar el GORE.

Adjudicarse obras, en cuya gestión no ha participado, con el único fin de cosechar popularidad no es la solución más inteligente.

Al parecer, también conviene mandar a su casa a ciertos asesores cuyas propuestas solo empeoran los problemas.

La presencia de Torres Saravia, así como la de algunos personajes, parece ser el reflejo de las alianzas que García tuvo que pactar en la época electoral.

Estas alianzas, al parecer, se habrían superpuesto a la propia voluntad política del líder del “gallo”.

Parte de solución, entonces, es romper con aquellos personajes, aquellas agrupaciones y aquellas influencias que no solo le quitan réditos y credibilidad, sino que también dañan la relación de los piuranos, cansados de la misma sopa diaria de desilución por las promesas incumplidas que sucesivas gestiones nos han hecho.

COMPARTIR     Twittear Compartir