Cuando los semáforos son un peligro

Cuando los semáforos son un peligro

La razón de ser de una autoridad -sea alcalde o gobernador-, no es convertirse en el todopoderoso de una provincia o dueño de los recursos de las regiones.

El propósito, por si lo han olvidado, es el SERVICIO hacia el ciudadano; que este goce de calidad de vida, seguridad y sobre todo que no muera por la negligencia con que se administran o atienden las demandas ciudadanas.

Y es que además de la inseguridad en las calles a causa de la delincuencia, hoy los ciudadanos deben cuidarse de no morir en las pistas por culpa de la imprudencia de ciertos conductores, pero también por los semáforos malogrados, obsoletos y peligrosos.

Ayer, en la Av. Grau-César Vallejo, una madre murió arrollada. Los testigos culpan al descuido en que se halla el semáforo de esta arteria.

El problema se repite en varios puntos de Piura y Castilla. En la Av. Sánchez Cerro-Chulucanas, como ejemplo de indolencia, permaneció varias semanas colgando un semáforo, con el peligro de que caiga sobre alguna persona.

Si no hay dinero para comprar nuevos semáforos, por lo menos habrá que darles mantenimiento, algo que al parecer no está en el plan de trabajo de la autoridad.


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.