Crisis del canon obliga a mejorar la gestión

La baja del precio del petróleo en el mercado internacional ha sumido a la Región en una situación de incertidumbre ante la recepción de un dinero mucho menor respecto a otros años por concepto de canon petrolero.

Las autoridades tanto de municipalidades como del Gobierno Regional han manifestado su preocupación por la reducción de los ingresos para paliar la situación.

Pero si bien el canon petrolero ha sido una gran ayuda para los presupuestos institucionales, que baje o suba el monto es una condición natural de ese pago y las autoridades deberían de antemano tener planes de contingencia o estrategias que aminoren las consecuencias de una menor recaudación.

Consideramos que hay dos caminos seguros que deben seguir las instituciones para viabilizar sus proyectos que ya cuentan con perfil, código SNIP y toda la tramitación necesaria, y que solo están pendientes de una partida económica.

Primero está la repotenciación de las áreas de proyectos y gestión económica con personal calificado que tenga la capacidad de negociar eficazmente con el Gobierno Central y los ministerios las partidas que se necesitan. Los proyectos ya avanzados no pueden quedarse sin ejecución debido al poco canon. Es responsabilidad de los concejos y el Gobierno Regional sacarlos adelante mejorando su diálogo con las oficinas de Lima.

El otro camino es el impulso de los modelos de inversión privada como las Asociaciones Público Privadas y Obras por Impuestos. Las gestiones deben hacer que se llegue al monto máximo de lo permitido para esta modalidad (más de 200 millones) y así poder concretar proyectos que por el recorte del canon no saldrían.

COMPARTIR     Twittear Compartir