“Con fama o no, la cumbia es una pasión de sacrificios”

“Con fama o no, la cumbia es una pasión de sacrificios”

Susana Alvarado Carmen, cantante de cumbia . Piura.

susan-alvarado

Gerardo Cabrera

Ella es, quizá, una de las voces anónimas de la cumbia sanjuanera en pleno despegue de su talento. Del asentamiento Laguna Azul, tres de sus diecisiete años los lleva cantando en la orquesta Deleites Andinos. Risueña, delgada, Susana Alvarado reconoce que nunca le agradó la cumbia sanjanuera, pero explica que la música es saber adaptarse a los cambios, al público, a la presión y no solo  tener buena voz para una actividad que mueve millones de soles en la región y que se presenta en los escenarios más diversos, siempre rodeada de aplausos.

– Si no te gustaba este tipo de música, ¿por qué la cantas?

– Yo odiaba la cumbia sanjuanera. Pero adoro cantar y es parte de mi trabajo, así que debo adaptarme a los cambios, y por eso le vas encontrando el gusto, la adrenalina de estar allí en el escenario divirtiendo a miles de personas. No por los piropos, sino por la aceptación  a algo por lo que te esfuerzas.

–Ustedes viajan mucho por la región. ¿Cómo es ese trajín?

–Muchas veces por estar viajando de una presentación a otra no comes bien, no duermes bien, incluso ni te llegas a bañar -sonríe-, pero ¿es así,no? Con fama o no, la música, la cumbia es una pasión de sacrificios.

– ¿Qué opinas de las otras ‘grandes’ orquestas de cumbia?

–Cada una tiene su propio público, su propio sonido. Este oficio es como cualquier trabajo, en el que hay competencia y problemas, pero ahora la cumbia sanjuanera está de subida, hay conciertos para todos.

–Eres una de las nuevas voces femeninas con más acogida. ¿Te sientes privilegiada?

–No lo sé. Canto desde que tenía unos 11 años, desde un concurso en el colegio… y ahora cantamos hasta 5 horas diarias los fines de semana, generalmente. Tumbes, Jaén, Taropoto, Suyo, uff, muchos sitios de la sierra, aunque la altura me hace mal.

– ¿Tienes toda la autorización de tus padres?

–Claro que sí, para cada viaje voy con mi permiso notarial.

–¿No piensas estudiar?

–Sí, lo he conversado ya con mis padres, quienes me apoyan en todo, pero ahora estoy dedicada a mi trabajo, a aprovechar el buen momento.

–¿Y qué quieres estudiar?

–Estudiar canto, pero sobre todo el inglés, aprenderlo. Me gusta mucho Adele. Me encantaría estudiar Diseño de Modas.

–¿Cómo cuida su voz una cantante de 17 años?

–Aunque me lo han prohibido por dañar mi garganta (se ríe), me encanta el ají, mucho, y evito cosas heladas. Soy una empírica, por eso practico mucho, veo tutoriales en la web.

– ¿Cuál es la canción que más te gusta de tu orquesta?

– El mix “Lamento”, porque le doy mis toques, es decir, incluyo formas de canto de baladas, rancheras o valses criollos, como “Nube gris”: el que canté la primera vez en mi colegio. -susurra- “Y otra vez volveré a ser el errante trovador…”

–¿Es tu primera entrevista, digamos, formal?

–Sí, espero que vengan más… 


La autoficha

Nací en 1998, hace 17 años. Soy la penúltima de seis hermanos. Mi madre es de Piura y mi padre de Trujillo. Mi hobby especial es hacer karaoke casi todos los días. En los Deleites Andinos canto los temas “Ausencia”, “Pecado de amor” o lo último: “Mix Lamento”. Estudié en el colegio Magdalena Seminario de Llirod. No todo va a ser la música; estudiaré para ser diseñadora de modas.

COMPARTIR     Twittear Compartir