“Con el surf busco fomentar valores y crear mucha amistad”

“Con el surf busco fomentar valores y crear mucha amistad”

Entrevista: Javier Swayne, tablista profesional.

d2

Juan Herrera Palacios

La experiencia del surf peruano se volcó a Máncora de la mano de Javier Swayne, y no hace falta pedir más cuándo se tiene como maestro a este laureado deportista, que dedicó la mayor parte de su vida al mar en varios países del mundo. Ahora, con 33 años, Swayne deja de lado las competencias para dedicarse enteramente a impartir sus conocimientos sobre esta disciplina en los niños y jóvenes oriundos del distrito talareño.

–¿Desde cuándo te mudaste a Máncora?

–Lo hice desde este verano, pues tenía en mente enseñar surf en Máncora a chicos de acá. Este proyecto nació en Lima, pues desde hace unos años ya me dedicaba a dar clases a niños. Sin embargo, este lugar me pareció perfecto para seguir adiestrando a aquellos que están intersados por este deporte. Así fue como fundé Inside, una escuela de surf que busca sobre todo el trabajo en equipo y generar amistad.

– ¿Cuál es la metodología de trabajo con tus alumnos?

–Más que buenos deportistas busco generar en ellos los valores necesarios para ser excelente personas. Un               atleta que destaca más por su condición no será completo. Sobre todo trato de crear en los más chicos el valor de la amistad. Luego, las cuestiones técnicas de este deporte se aprenden rápido.

–¿Qué pretendes conseguir con tus alumnos de Máncora? ¿Acaso piensas llevarlos a alguna competición?

–No es mi prioridad. Acá la pasamos bien entrenando casi a diario y por ahora pretendo que todos mejoren sus técnicas en el agua. Obligarlos y apurarlos para que estén al cien por ciento para una competencia sería absurdo. Lo ideal es pasarla bien mientras surfeamos.

–Trabajas con jóvenes, pero se nota que tienes mucha cercanía con los niños.

–Trabajar con niños es como volver a comenzar, pues recuerdo que algunza vez yo estuve así y lo mucho que me costó avanzar. Ellos son los más entuasiasmados, aunque por su corta edad se emocionan mucho y pierden la concentración cuando ensayamos, pero pese a ellos siempre le ponen todas la ganas para aprender.

–Tus clases son casi diarias ¿El surf requiere de mucha exigencia?

–No es un deporte complicado, pero como cualquier otro, la perseverancia es indespensable. Las clases comienzan desde las 6 a.m. hasta las 9 a.m. y luego volvemos a las 4 p.m hasta casi las 7 p.m. Son horas puntas en las que hay crecida y podemos coger buenas olas.

–¿La gente en Máncora cuida la playa?

–La playa está limpia pero podría estar mejor aún. Este es otro punto que cultivamos. Cuidar el ambiente es necesario para vivir bien.   

COMPARTIR     Twittear Compartir