“Con el frito piurano tuve la oportunidad de ir a Mistura”

“Con el frito piurano tuve la oportunidad de ir a Mistura”

Modesta Valdez Sullón, cocinera

ng

Modesta es una mujer que pese a no tener muchos recursos económicos, gracias al apoyo de la organización Pan-Soy ha logrado tener su pequeño negocio de venta de comida, que es el sustento de su familia. Con el apoyo de su esposo  Hermitaño García, día a día trabajan para seguir adelante con su negocio y además ayudar a mejorar la alimentación de los niños de su zona, donando 100 raciones de desayunos diarios. Modesta cuenta que el talento para la cocina lo heredó de su madre y gracias a su buena sazón, el año pasado tuvo la oportunidad de representar a Piura en la feria gastronómica más importante a nivel nacional, Mistura. El plato que presentó fue el muy conocido y delicioso frito Piurano.

–¿Usted participó en Mistura, cómo se dio esta oportunidad?

Yo ya pertenecía a la organización Pan – Soy, fue por intermedio de ellos que me llegó la noticia. Claro que cuando me lo dijeron me tomó por sorpresa y no podía creerlo, lo tome como una bendición y además como una oportunidad para dar a conocer lo que hago. Presentamos el frito piurano.

–¿Por qué eligen el frito?

–Porque es un plato con mucha tradición en Piura y además el frito es un compartir, si vemos la historia de este plato, nació cuando los mismos campesinos fusionaban  la comida que llevaban y creaban un solo plato, que llevaba arroz, camote, tamal, chancho entre otros. Además por sus ingredientes es un plato nutritivo.

–¿Cómo fue esta experiencia?

–Fue muy linda, tuve la oportunidad de conocer a otros cocineros, otros platos típicos. Y yo estuve muy contenta de que los peruanos probaran y quedaran encantados con este plato piurano.

–¿Usted se dedica al negocio de la cocina gracias al apoyo de la organización Pan -Soy?

–Sí, fue también una oportunidad que se nos presentó, este programa busca ayudar a las familias y además mejorar la alimentación de los niños. Ellos me dieron los instrumentos para iniciar y además me enseñaron a tener una idea de negocio, lo que me sirve de mucho.

–¿Cómo cambió su estilo de vida?

–Cambió mucho y para bien. Gracias a Dios en el negocio que tenemos nos va bien, cuento con el apoyo de mis hijos y sobre todo de mi esposo, con el que llevo 29 años de casada.

–¿Habló también que dona desayuno para los niños?

–Parte del compromiso que asumimos con este programa, fue ayudar a mejorar la alimentación de los niños de la zona donde vivo, en este caso Chapairá. Entonces nosotros a diario donamos 100 raciones de desayuno para los niños que pertenecen al grupo “Manitos Caritativas”.

–¿Qué le diría a las mujeres como usted que a veces se sienten desanimadas por falta de recursos?

–Que siempre hay oportunidades para salir adelante, nunca hay que darse por vencida. Uno como mujer puede generar recursos económicos para ayudar a su familia, las mujeres también podemos, pero no hay que esperar que nos llamen, nosotros debemos de buscar la forma de generarnos esas oportunidades. 


La autoficha

Nací en Sullana, hace 49 años. A los 6 años vine a vivir a Piura. Tengo un negocio de comida junto a mi esposo y mis hijos. También ayudo a mejorar la alimentación de los niños de la zona donde vivo, Chapairá. El talento para la cocina lo heredé de mi madre. El año pasado tuve la oportunidad de participar en la feria gastronómica Mistura. Soy parte de la organización Pan – Soy.

COMPARTIR     Twittear Compartir