Cinco claves para entender el paro nacional en Ecuador

Cinco claves para entender el paro nacional en Ecuador

Ecuador cumplió una semana de protestas y un paro nacional encabezadas por comunidades indígenas que exigen al gobierno reformas sociales y económicas, en el marco de una economía golpeada por la inflación y el desempleo.

Esta mañana, el ministro de Defensa de Ecuador, Luis Lara Jaramillo, advirtió que las Fuerzas Armadas “contemplan con enorme preocupación la manipulación de la protesta social”, y afirmó que las movilizaciones son “un intento deliberado de utilizar la violencia armada para atentar contra la democracia”.

Mientras que la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) hizo un llamado a la conciencia del Presidente de la República con la realidad de las comunidades indígenas que desde 1990, es la primera vez que duermen en las calles de Quito.

El paro nacional en Ecuador ya dejó una víctima mortaldecenas de heridos y detenidos. En la siguiente nota resumiremos la problématica que viene atravesando el país vecino.


Puedes leer: EE.UU: Autorizan vacunación COVID a niños mayores de 6 meses


1. ¿Qué está pasando en Ecuador?

Las manifestaciones en Ecuador, iniciadas el 13 de junio,  se concentraron en la región norteña de Pichincha, que incluye a la capital, Quito, y los vecinos Cotopaxi e Imbabura. Pero en la mayoría de las 24 provincias ecuatorianas ha habido algún tipo de movilización.

Las protestas son lideradas por la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Conaie, convocaron a diversos sectores a sumarse a una jornada nacional de movilización contra el Gobierno. El movimiento indígena exige una reducción de los precios de los combustibles, atención al problema del desempleo, regulación de los precios de los productos del campo y combate al crimen y la inseguridad, entre otros puntos.

El líder del movimiento, Leonidas Iza, fue uno de los protagonistas de las manifestaciones hasta antes de ser detenido -y liberado el 15 de junio- por presuntamente paralizar el transporte público al bloquear una vía y exhortar a que se radicalizaran las protestas.

Iza, de 40 años, comenzó a dirigir la Conaie en 2021, pero se forjó como líder durante las protestas de 2019, cuando organizaba grupos campesinos para que se manifestaran en contra del alza del combustible luego de varias medidas impuestas por el gobierno del entonces presidente Lenín Moreno.

De acuerdo con medios locales, además de la Conaie se unieron a las manifestaciones gremios de trabajadores y estudiantes universitarios.

2. Qué es lo que exigen

Uno de los principales reclamos de los manifestantes es el control de precios del combustible.

El costo de estos productos ha aumentado considerablemente desde 2020.

El precio del diésel casi se duplicó, de US$1 a US$1,90 por galón (3,8 litros), y la gasolina aumentó de US$1,75 a US$2,55, según estimaciones de la agencia AFP.

En las protestas también se pide la protección de los territorios indígenas, así como el aumento del gasto público en áreas medulares del gobierno.

La Conaie detalló sus exigencias en diez puntos con una infografía publicada en su cuenta de Twitter el 9 de junio. Estas son:

  • Reducir los precios del combustible;
  • Fijar una moratoria de un año en el sistema financiero para que las familias paguen sus deudas;
  • Garantizar el empleo y los derechos laborales;
  • Que haya precios justos en los productos del campo;
  • No explotar la minería en los territorios indígenas;
  • Respetar los derechos colectivos;
  • No privatizar los servicios estratégicos;
  • Desarrollar políticas para controlar la especulación en los precios;
  • Otorgar mayor presupuesto para salud y educación;
  • Adoptar medidas para mejorar la seguridad.

3. Estado de excepción

El viernes 17 el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso anunció el primer estado de excepción mediante el decreto 455, y este lunes lo derogó y reemplazó con el decreto 459, que también incluye a las provincias de Imbabura, Chimborazo, Pastaza y Tungurahua y tiene una duración de 30 días. La Asamblea Nacional aun debatía este lunes por la noche el primer decreto.

El decreto 455 incluye la movilización de varias instituciones, el despliegue de operaciones coordinadas entre la Policía y las Fuerzas Armadas, limitación de las aglomeraciones, toque de queda que restringe la libertad de tránsito desde las 22:00 a las 05:00 en el Distrito Metropolitano de Quito, para preservar la seguridad ciudadana y el orden público.

Pero Lasso derogó ese decreto y lo reemplazo por el 459, que amplió el estado de excepción a más provincias, alcanzando en total a Cotopaxi, Pichincha, Imbabura, Chimborazo, Pastaza y Tungurahua.

“Esta declaratoria se da con motivo de las actuaciones violentas que han alterado el orden público, provocando situaciones de violencia manifiesta que ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos y amenazan el correcto funcionamiento de los sectores estratégicos vitales para la economía del país, así como también la posibilidad de radicalización de las medidas por declaraciones públicas que llaman a la realización de protestas no pacíficas indefinidas”, señala el documento del decreto presidencial.

 

4. Medidas que promete el Gobierno

El anuncio del viernes del presidente, cuando reveló el primer decreto de estado de excepción, estuvo acompañado de un pliego de decisiones en materia económica, con el fin de aliviar lo que llamó “la difícil situación de muchas familias”. Las medidas anunciadas son las siguientes:

  • Aumentar el bono de desarrollo humano de US$ 50 a US$ 55.
  • Declarar en emergencia el sistema de salud pública.
  • Duplicar el presupuesto a la educación intercultural.
  • Subsidiar hasta el 50% al precio del fertilizante urea a pequeños y medianos productores.
  • Condonación de todos los créditos vencidos hasta US$ 3.000 en “BanEcuador”.
  • Crédito agrícola de hasta US$ 5.000 dólares al 1% y 30 años de plazo.
  • No incrementar el precio del diésel, el gas y la gasolina extra y ecopaís.
  • No promover privatización de servicios públicos y sectores estratégicos.
  • Lasso invitó a dialogar a la sociedad civil, a médicos, artesanos, agricultores, transportistas, universidades y organizaciones sociales.

5. Daños y pérdidas

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos y otras organizaciones aliadas revelaron los resultados de un monitoreo de las vulneraciones a los derechos humanos durante el paro nacional.

La cifras presentadas en rueda de prensa, hablan de 39 hechos de vulneraciones a los derechos humanos en todo el país, 79 detenciones y 55 personas heridas, cinco de ellas presentarían daños oculares y dos de estas personas estarían en estado crítico actualmente.

Mientras que la Policía Nacional informó sobre 61 policías heridos; 23 uniformados secuestrados, de los cuales 21 ya recuperaron su libertad; dos patrulleros destruidos completamente y otros catorce con daños materiales; y siete motocicletas destrozadas.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, en una rueda de prensa dada la mañana de este lunes, aseguró que la Policía ha cumplido y está comprometida con su misión constitucional de garantizar libertades y derechos de los ciudadanos y de mantener el orden público.

Marian Morillo, del Frente Nacional Antiminero, contó que en el sector de Collas, la noche del domingo último, la manifestación que llegó desde Ibarra y Cotacachi recibió una “represión brutal” de policías. En ese contexto, apuntó, cinco de sus “compañeros” por tratar de escapar de las bombas y la represión policial se lanzaron hacia la quebrada: uno de ellos murió y el resto estaría herido de gravedad.

Con información de CNN y BBC


Síguenos en nuestras redes sociales:


COMPARTIR     Twittear Compartir