“Churre”: ¿Cuál es el origen de este modismo piurano?

“Churre”: ¿Cuál es el origen de este modismo piurano?

“Churre” es -sin duda- el piuranismo más usual y característico del norte. ¿Conoces su origen? 

Actualmente, “Churre” se aplica en el hablar coloquial a los niños en general. Sin embargo, para Carlos Robles Rázuri, en un artículo publicado por El Tiempo en 1982, la definición se aplicaba al muchacho pequeño de dos hasta 12 años, de un físico algo descuidado y apariencia desarreglada.

Hay quienes especulan que tendría relación con la palabra quechua ‘churi’, que significa hijo varón, macho, valiente. Sin embargo, el docente de la facultad de Humanidades de la Universidad de Piura y autor de “El dejo piurano”, Carlos Arrizabalaga, desmiente que el término se relacione con el quechua, idioma que casi no tiene influencia en la región.

El lingüista afirma que el posible origen andaluz de ‘churre’ estaría abonado por la presencia en el habla popular andaluza del siglo XIX de “chorre” aplicado al guapo, al varón, mozo o enamorado, tal como se muestra en “La cigarrera de Cádiz”, canción de Manuel Sanz de Terroba, impresa como partitura en Madrid por Pablo Martín: “Soy purera a mucha honra, lo que gano es pa mi Paco, y mas que güelo a tabaco, güelo a Dios pa mi chorre”; en otras palabras, que el  olor a tabaco no impide que para su “chorre” (es decir, para su ‘hombre’), la cigarrera huela divinamente.

“De todos modos, el vocablo habría tenido una evolución particular en Piura, pues solamente aquí ha perdido ese aspecto despectivo y se ha aplicado a designar, sencillamente, al niño. Ello no resulta extraño porque los niños inspiran siempre cariño y ternura con lo que con el paso del tiempo se deshace el insulto en una denominación local y muy característica para referirse a ellos”, indica Arrizabalaga.

El testimonio más antiguo que ha registrado el docente de la Universidad de Piura data de una comedia teatral de 1887. Por su parte, Vargas Llosa emplea la palabra churre en 46 ocasiones en su novela “La casa verde”.

COMPARTIR     Twittear Compartir