Bacterias en el intestino provocan trastornos del sueño según estudio

Bacterias en el intestino provocan trastornos del sueño según estudio

Tus intestinos están ligados a tu cerebro de formas increíbles y una de ellas es la que puede hacer que no puedas dormir. Sí, las bacterias en el intestino provocan trastornos del sueño, así lo comprobó un estudio y lo explicó Scott C. Anderson, experto en la materia.

Pero no termina ahí, las bacterias presentes en tus intestinos también son capaces de afectar tu estado de ánimo, por lo que pueden contribuir a desórdenes en tus periodos de descanso y depresión. Este fenómeno se ha observado en personas con colitis, síndrome del intestino irritable y otros padecimientos.

Funciona de ambas partes, ya sea que tus intestinos afecten tu periodo de sueño o que tus hábitos de descanso afecten la salud de tus intestinos, ¿quién lo diría? Los estudios recientes han demostrado que la terapia psicológica puede ayudar a combatir los malestares del intestino irritado y trastornos del sueño.

La flora intestinal libera químicos neuroactivos, con lo que pueden manipular las actividades cerebrales, se comunican por medio del sistema endocrino, el cual produce efectos más rápidos que si lo hicieran por el sistema inmune. Mientras que una flora intestinal es de gran beneficio a tu organismo, una mal balanceada provocará mucho descontrol.

Es en esta última situación donde liberan neurotoxinas, las cuales afectan tus ciclos de sueño, tu nivel de estrés y las funciones de tu cerebro en modo general.Ahora, ¿cómo evitar que se altere nuestra flora intestinal y con ello los ciclos de sueño? Scott C. Anderson recomienda lo siguiente:

  1. No cenar tarde. Esto favorece el reflujo y altera los ciclos de los microbios que por la noche deben reducir su velocidad.
  2. Comer más alimentos ricos en fibra. La fibra es de beneficio para la flora intestinal nues la sana y la nutre. Algunas buenas opciones son las alcachofas, espárragos, cebolla, frijoles y vegetales de hoja verde.
  3. Suplementos de prebióticos. Actúan como fertilizantes que favorecen el crecimiento de bacterias saludables en los intestinos, puedes conseguirlos en una farmacia, pero consulta a tu médico para tomar la dosis adecuada.
  4. Una alimentación balanceada. Si te estancas en solo algunos grupos alimenticios, no podrá haber diversidad ni balance en tu flora intestinal.
  5. Opta por postres naturales como fresas o cerezas, ricas en melatonina, con ellas tendrás más energía y facilidad para conciliar el sueño.
  6. Ajusta la iluminación de tu casa. Ya que las apagamos muy tarde, engañamos al cuerpo haciéndolo sentir que es de día, por la mañana exponte a la luz solar lo más que puedas para que los ciclos de las células de tu cuerpo se acostumbren a dormir más temprano.
  7. Melatonina constante. Esta hormona del sueño disminuye sus niveles en tu organismo a medida que creces, afortunadamente existen suplementos que ayudan a dormir más rápido y mejor, si recurres a ellos tómalos una hora antes de dormir. Además, la melatonina ayuda a que la flora intestinal se mantenga sana y balanceada.

Ante cualquier duda, consulta a tu médico de confianza.

Con información de Psychology Today

COMPARTIR     Twittear Compartir