Acoso sexual en el trabajo: Cómo denunciarlo y qué sanción recibiría el hostigador

Acoso sexual en el trabajo: Cómo denunciarlo y qué sanción recibiría el hostigador

El hostigamiento sexual (HS) es una forma de violencia configurada mediante una conducta de naturaleza o connotación sexual o sexista no deseada por la persona contra la que se dirige, lo cual puede crear un ambiente intimidatorio, hostil o humillante; o que puede afectar la actividad o situación laboral, docente, formativa o de cualquier otra índole.

¿Has sufrido de acoso sexual en tu centro de trabajo? Aquí, todo lo que debes saber.

¿Cómo reconocer un caso de hostigamiento sexual?

En el Perú existe la Ley N°27942 de Prevención y Sanción del Hostigamiento Sexual, la cual indica que este tipo de violencia se manifiesta a través de las siguientes conductas:

  1. Promesa implícita o expresa a la víctima de un trato preferente o beneficioso respecto a su situación actual o futura a cambio de favores sexuales.
  2. Amenazas mediante las cuales se exija en forma implícita o explícita una conducta no deseada por la víctima, que atente o agravie su dignidad.
  3. Uso de términos de naturaleza o connotación sexual o sexista (escritos o verbales), insinuaciones o proposiciones sexuales, gestos obscenos o exhibición a través de cualquier medio de imágenes de contenido sexual, que resulten insoportables, hostiles, humillantes u ofensivos para la víctima.
  4. Acercamientos corporales, roces, tocamientos u otras conductas físicas de naturaleza sexual que resulten ofensivas y no deseadas por la víctima.
  5. Trato ofensivo u hostil por el rechazo de las conductas señaladas.

También las miradas, los silbidos, las bromas o comentarios de contenido sexual que tengan que ver con la apariencia física, la manera de vestir, así como las preguntas indiscretas relacionadas con el cuerpo y la sexualidad se incluyen como señales de hostigamiento laboral.

¿Qué hacer si eres víctima?

Si eres víctima de un caso de acoso u hostigamiento sexual en tu centro de trabajo, lo primero que puedes hacer es solicitar el cese de hostilidad a través de una queja ante la Gerencia de Personal o de Recursos Humanos, que deberá iniciar el procedimiento de investigación interno correspondiente. Ten en cuenta que en ningún caso se puede obligar a la víctima a interponer la queja delante del hostigador. La queja deberá contener la siguiente información:

  • Nombre, cargo y función del hostigador.
  • Narración de los hechos y puntos por investigar.
  • Relación entre la víctima y el hostigador.
  • Pruebas y testigos (de ser el caso). Pueden ser declaraciones, documentos públicos o privados, grabaciones, correos electrónicos, mensajes de texto, fotografías, objetos, pericias psicológicas, entre otros.

En caso no obtengas respuesta también puedes denunciar el hecho ante el Ministerio de Trabajo. Otra de las opciones para las víctimas es dar por terminado el contrato de trabajo y exigir el pago de una indemnización mediante una demanda judicial.

Penas y sanciones

Si Sunafil encontró que la entidad pública o privada no tiene protocolo de atención para este tipo de casos, esta deberá pagar la multa de S/83,000 (20 UITs), mientras que, de incumplir el plazo, la penalidad será de S/ 1,350 por persona afectada.

Dato

Si eres víctima o testigo de algún tipo de violencia de género no dudes en denunciarlo llamando gratuitamente a la Línea 100. Recuerda que la indiferencia también es violencia.

COMPARTIR     Twittear Compartir