Parto lotus: la polémica moda de ‘no cortarle’ el cordón umbilical

Parto lotus: la polémica moda de ‘no cortarle’ el cordón umbilical

Hay una tendencia que está cobrando fuerza en el mundo. Es el llamado parto lotus, que consiste en no cortar el cordón umbilical durante el parto y dejar al bebé unido a su placenta. Esto puede tardar hasta diez días.

Según explican sus defensores, el parto lotus permite que el bebé obtenga todos los nutrientes que la placenta tiene, como las células madre. Además, aseguran que al cortar el cordón umbilical, los bebés son sometidos a un estrés innecesario.

Esta técnica fue popularizada en 2008, sin embargo los médicos de diferentes países comenzaron a alertar de sus riesgos. Así lo hizo el Real Colegio Británico de Obstetras y Ginecólogos. Según informa el diario “The Sun”, tras detectar que cada vez más mujeres británicas estaban optando por esta técnica, advirtieron que no existen pruebas científicas de los beneficios.

Lee más:  Dos niños mueren durante incendio en el cercado de Lima

Al contrario, existe un riesgo de infección en la placenta que puede extenderse al bebé. “La placenta es particularmente propensa a la infección ya que contiene sangre”, comunicó el Real Colegio Británico de Obstetras y Ginecólogos.

“Al dejar te tener circulación, es esencialmente tejido muerto. Por ello, en caso de optar por el parto lotus, el RCOG recomienda encarecidamente que sus bebés sean vigilados cuidadosamente para detectar cualquier signo de infección”, agregó el comunicado.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que transcurran entre uno y tres minutos antes de cortar el cordón umbilical. De esta forma, se mantiene el flujo sanguíneo entre el niño y la placenta que previene la anemia ferropénica en los primeros meses de vida.

Lee más:  Lanzan taller de minibomberos para niños y jóvenes

En los últimos años, está en auge la práctica de comerse la placenta, cruda, cocinada o encapsulada.

COMPARTIR     Twittear Compartir