Héctor Soldi: “Proteger el Mar Tropical es una decisión sensata y viable”

Héctor Soldi: “Proteger el Mar Tropical es una decisión sensata y viable”

Llegó a Cabo Blanco para participar de las Regatas del Siglo, cuyo recorrido acompañó de cerca a bordo de la histórica “Miss Texas” ( la recordada lancha de Hemingway). “Semana” de Diario El Tiempo, aprovechó la presencia del oceanógrafo y viceministro de Pesca y Acuicultura Héctor Soldi, para hablar sobre la iniciativa de la Reserva Nacional Mar Tropical y sobre la situación que enfrentan los mares.

En la siguiente entrevista, el Contralmirante aborda la necesidad de preservar el ancestral arte de pescar a vela de Cabo Blanco y El Ñuro, entre otros temas cruciales para la sostenibilidad de nuestros ecosistemas marinos. Saludó la necesidad de crear la “Reserva Nacional del Mar Tropical”, una iniciativa del Sernanp, a pedido de los pescadores artesanales, y apoyada técnicamente por Naturaleza y Cultura Internacional.

¿Qué condiciones del mar permiten un tipo de pesca como la del norte de nuestro país?

En toda esta zona se juntan la corriente fría de “Humboldt” que viene del sur, con la corriente cálida “Tropical” procedente del norte, eso permite el desarrollo de una biodiversidad marina asombrosa que da origen a una variedad tremenda de especies tanto tropicales como de aguas frías.

Hace poco se empezó a hablar del Mar Tropical, pero este gran ecosistema no es sólo del Perú, ¿Qué podemos decir sobre esto?
En realidad nosotros tenemos solo el extremo sur del gran paisaje tropical, pero como sabemos el Mar Tropical empieza en Centroamérica y termina en Piura. Cómo ya expliqué aquí se registra la unión de dos grandes corrientes marinas.

¿Cómo ha sido la pesca en Cabo Blanco desde los años de Hemingway hasta ahora?

Por la propia condición que hemos mencionado siempre ha tenido una gran variedad de especies tropicales y de aguas frías, pero dentro de los tropicales destaca una gran familia picudos o túnidos, es decir merlines, velas, espadas que son especies altamente migratorias que se han alejado y lo que sobrevive aún es la pesca de atún. Como recordamos a mediados del siglo 20 se convirtió en una zona atractiva para la pesca de altura. Esto es parte de una tradición y de una historia reciente.

Lee más:  Maravillas piuranas: Cabo Blanco, la costa con mejores olas del país

¿Qué piensa de la crisis de los océanos?, ¿podría hacer un contexto global de lo que está sucediendo en ellos y la oportunidad de Perú teniendo el mar más rico del planeta?

Los océanos han sido y siguen siendo fuentes de oxígeno, de cada bocanada de aire que respiramos, una proviene del mar. La presión del hombre en las zonas costeras, (plástico) empieza a reflejarse en los centros de los grandes océanos del mundo, esto es motivo de una gran preocupación internacional. La sobre pesca, la pesca ilegal, producen efectos que ya empezamos a sentir a pesar de la vastedad del mar. Siempre hemos pensado que el mar es tan grande que puede absorber cualquier tipo de actividad humana, sin embargo la presión que se ha ejercido en los últimos años ha hecho que nos demos cuenta que efectivamente el mar está empezando a resentirse, está empezando a sentir esos efectos.

¿Qué estrategias deberíamos adoptar para frenar esta realidad negativa?

Se necesita de un consenso internacional desde una cooperación internacional. Ningún país o continente va a poder resolver el problema, por tanto se requiere decisiones políticas para proteger los océanos. Dentro de esas decisiones está luchar frontalmente contra la pesca ilegal, que se ha convertido en un problema serio dentro y fuera de las jurisdicciones nacional. En segundo lugar hay que desarrollar técnicas para luchar contra el plástico en el mar. La tecnología ha avanzado y que creo que podemos buscar sustitutos al plástico. También es necesario desarrollar técnicas para luchar contra la contaminación costera, no existen tratamiento de aguas servidas incluso en las ciudades más grandes.

Lee más:  El Alto: pescadores y comuna denuncian derrame de petróleo en el mar de Cabo Blanco

¿Qué opina sobre el pedido de la creación de una reserva nacional del Mar Tropical en esta zona del norte?

Creo que es un pedido muy sensato, es una zona muy especial que tiene una característica de biodiversidad excepcional. Por lo tanto la decisión política de proteger una zona así me parece sumamente viable y sensata. Sabemos que entre los actores que están en el área hay algunas dudas, y se trata de enfrentarlas. No de ocultarlas ni mucho menos. Entiendo que el Ministerio del Ambiente ha hecho las consultas con diferentes actores. Estoy seguro que conversando se puede llegar a buen puerto para que esto se convierta en una reserva que pueda proteger la biodiversidad que tiene el norte del Perú.

¿Es posible que convivan todas estas partes y se llegue a un acuerdo?

Perfectamente posible.

A propósito de la competencia ¿Qué opina de la navegación a vela que se practica en caletas como Cabo Blanco y El Ñuro?

Ha sido una experiencia muy interesante que muestra que la práctica de pesca de la gente de esta zona, es una tradición que se transmite de padres a hijos, hasta hoy se mantiene viva.

La gente conoce el viento, el mar, las corrientes. Sale muy temprano con un viento que se llama “terral” y que viene de la costa y luego hacia media mañana cambia y sopla desde el sur “virazón”. En ese momento ellos también cambian la posición de sus velas. De una manera muy eficiente pescan simultáneamente. Esta es una pesca sostenible, una pesca hecha totalmente con medios manuales. Toda esta combinación del uso de la vela, del conocimiento y de la forma de pescar es una tradición que no debe desaparecer y más aún debemos proteger.

Lee más:  Talara. Impulsan siembra y producción de concha de abanico en El Ñuro

¿Podría describir el tipo de pesca al que hace referencia?

El tipo de pesca que ellos hacen varía durante el año y ellos la conocen perfectamente. En la época del verano llegan los atunes, ellos saben que la corriente se expande en ese periodo de tiempo, van buscando la especie que es su objetivo. Lo hacen todo con un método totalmente manual.

El bote es una embarcación sumamente hidrodinámica con unas velas muy eficientes, y usan un sistema de tangones que son unas extremidades en las que sueltan 6 o 7 anzuelos por cada lado. Observan el comportamiento de los anzuelos y de acuerdo a eso se dan cuenta si está picando o no.

Uno de ellos permanece atento en la proa con un arpón. Este tipo de pesca basada en los cabos, los nudos, las velas y los tangones, es una técnica totalmente manual, muy amigable con el ambiente y que además requiere de una destreza excepcional que es parte de la tradición que ellos han heredado.

¿Esta tradición es peruana o ellos han ido armando estas artes a partir de la propia experiencia con el mar?

Totalmente, estas caletas están aisladas del resto. Han desarrollado toda su tecnología basada en el conocimiento básico que viene de esta tradición ancestral. Todo lo mantienen con las técnicas heredadas de sus padres y sus abuelos.

¿Quisiera agregar algo más?

Sí, creo que después de haber visto la regata estamos más convencidos cada vez, que hay que hacer algo por proteger esta tradición. Como Estado tenemos la obligación no solo con la pesca a vela, sino también con la pesca a balsillas y chalanas, pues son parte del legado de una generación muy antigua de pescadores en el Perú.

 

Por: Por: Alberto Navarro y Alejandro Balaguer.
Imágenes: Fundación Albatros Media

COMPARTIR     Twittear Compartir