El Tiempo

Carlos Ginocchio Celi: “Tema de descolmatación no tiene nexo con situación de Agrobanco”

Ante la difusión de algunas versiones que y posteos que indicarían la existencia de un conflicto de intereses entre un informe periodístico emitido por “Panorama”, programa dirigido por la periodista Rosana Cueva, y el exgerente de Desarrollo del Banco Agropecuario (Agrobanco), Carlos Ginocchio Celi.

–¿Qué nos puede decir respecto a esos post que refieren existiría un conflicto de intereses entre el reportaje de “Panorama” sobre la descolmatación en Piura, y usted por ser casado con la periodista Rosana Cueva?

–Rosana es una excelente e independiente periodista, y nosotros estamos divorciados hace más de siete años. Además, el tema de la descolmatación no tiene relación alguna con la institución financiera en la cual me desenvolví hasta hace dos meses, y es una protesta en la que está participando toda la sociedad civil piurana.

–El post menciona que usted ha quebrado a Agrobanco y que sería denunciado penalmente.

–Agrobanco no está quebrado. Prueba de ello es que le ratificaron el Grado de Inversión y no se encuentra intervenido por la SBS, pero sí está -a decir de sus propios directivos actuales, lo cual comparto– en una situación complicada que no dudo que el directorio y gerencia actual, con el apoyo del Estado, sabrán revertir. En cuanto a lo segundo, fue el directorio que presidió Richard Hale, en el cual estuvieron tres de sus actuales directores, y la gerencia general que se me encargó a partir del 28 de diciembre pasado, la que reportó a todas las instancias correspondientes, entre ellas a la Contraloría, las eventuales irregularidades y problemas detectados, y fuimos también quienes iniciamos la corrección de estas.

–¿A qué se debe, en su opinión, este post y cuál sería su origen?

–No tengo la menor idea y no vale la pena investigar el tema cuando existe un problema mayor, como es el que está dando lugar a la movilización de toda la sociedad civil piurana. No atiendo temas anónimos en los que se esconde gente de bajo nivel. Es parte de la dinámica de hoy en las redes sociales, en donde, en muchos casos, hay también numerosos aportes positivos.

–¿Cuál considera usted fueron los principales problemas que encontró en su gestión en Agrobanco?

–Son hechos públicos que en su momento se dieron a conocer por el presidente Hale y el suscrito, y los más determinantes fueron los créditos elevados, heterodoxamente otorgados, más allá del rol social del banco, y una cartera de café que en su momento fue afectada por la plaga de la roya amarilla y no fue adquirida por el Fondo Agro Perú como lo hizo, en su momento, con otras instituciones financieras.

–¿Agrobanco no debió otorgar jamás esos créditos grandes que usted menciona?

–Es un tema complejo. Las leyes de creación y relanzamiento del Banco no los prohíben, pero establecen que, preferentemente, se deben dirigir a pequeños y medianos productores. El problema es que no existía ninguna ley o documento que estableciese cuáles deben ser las características de estos, algo que en nuestra gestión se estableció y lo aprobó el directorio del presidente Hale, lo cual constituye un candado para el futuro. Además, llevamos al directorio, que lo aprobó, el retorno del estatuto para no otorgar créditos mayores a 3% del patrimonio efectivo del banco, regresando a lo que señalaba hasta 2013 en que se modificó hasta 20%, y abrió la puerta a esos créditos denominados “grandes” o “no minoristas” en la terminología de la SBS.

–¿Cuáles diría que fueron los logros durante la gestión del presidente Hale y la suya?

–En principio, todas las gestiones han tenido logros y errores. En las anteriores se iniciaron procesos de transformación en banca Verde y de Buen Gobierno Corporativo, se fortaleció la imagen a nivel nacional y sobre todo internacional, se desarrollaron productos financieros novedosos como “Profundización Financiera”. En nuestra gestión y con el apoyo del Estado, se lograron incrementos de capital por S/300 millones que sirvieron para sincerar la cartera e iniciar acciones judiciales a los grandes deudores, y se implementó un modelo de negocio en cuatro oficinas –una fue Sullana- dirigido a pequeños y medianos productores articulados a un mercado.

–Finalmente, ¿qué piensa de la protesta de los piuranos en el tema de la descolmatación?

–Lo he dicho en mi reciente columna en El Tiempo, debemos buscar e implementar soluciones permanentes, basadas en expedientes técnicos desarrollados por profesionales expertos y reconocidos, y estas deben ser conocidas, aceptadas y lideradas por los piuranos. Las protestas son válidas pero sin agravios ni daños a la propiedad, y considero que, actualmente, los piuranos están actuando de esa forma, espero seamos escuchados.