Una crisis que hace mucho daño al país

Una crisis que hace mucho daño al país

La crisis política que desde hace un año se acentuó con la elección de Pedro Castillo, no alienta la gobernabilidad en el país sino que pone en riesgo el crecimiento y el desarrollo de todos los peruanos.

Los analistas políticos y económicos coinciden en una paralización de la producción, reducción de puestos de trabajo y bajo crecimiento del PBI que no pasará de un pobre 2% este año.

Si la crisis se extiende el resto del año, es probable que el 2023 se acentúe más la pobreza en los sectores vulnerables. Sin inversión privada y baja inversión pública debido a los constantes cambios de ministros y funcionarios públicos, la recesión se fortalecerá con el consiguiente perjuicio para todos los peruanos. Para colmo, no se podrá entregar más bonos porque este gobierno se está gastando todos los ahorros hoy.

De allí que muchos coinciden en que Castillo renuncie o sea vacado, pues mientras este siga en el cargo, la crisis política no tendrá fin. Lo ideal es que tanto el Congreso como Castillo se vayan juntos y convoquen a nuevas elecciones; pero eso tampoco nos asegura que calme el apetito voraz por el poder de los folclóricos políticos peruanos.

 


Síguenos en nuestras redes sociales:


Escrito por: José Neyra Moncada
COMPARTIR     Twittear Compartir

José Neyra Moncada

José Neyra Moncada

Director de El Tiempo.