Le rompieron el espinazo a fujimoristas en el Congreso

Le rompieron el espinazo a fujimoristas en el Congreso

Con su característico actuar, los fujimoristas y apristas intentaron hacerle la vida imposible al presidente de Congreso Daniel Salaverry al frustrarle la sesión del Consejo Directivo el martes pasado, pero al día siguiente la Junta de Portavoces logró romperle el espinazo a los naranjas al lograr recomponer las Comisiones ordinarias y extraordinarias.

Como era de esperarse, como mozalbetes brabucones, la jornada no estuvo exenta de intercambio de palabras, hubo abandonos de sesión y retornos inesperados, pero el Consejo Directivo del Congreso aprobó la propuesta para recomponer las Comisiones ordinarias y extraordinarias.

Con 13 votos a favor, tres en contra y una abstención, se dio luz verde a los cambios en los importantes grupos de trabajo encargados de elaborar y discutir leyes, lo que vira el panorama hacia un equilibrio y rompe la hegemonía de Fuerza Popular en el Legislativo.

La mayoría de los grupos estaban dominados por esta bancada dada la mayoría parlamentaria que ostentaban. Sin embargo, tras la decisión del Tribunal Constitucional de aprobar la conformación de nuevas bancadas, la unión de los disidentes permitió un cambio drástico.

Además ahora la bancada fujimorista ya no tiene el apoyo que antes los respaldaba Pier Figari, Silva Checa, Ana Hertz de Vega desde el segundo piso del Congreso de la República y que se comunicaban a través del Chat de la Botica.

Esto marca el fin de una etapa de más de dos años y medio del fujimorismo en el Legislativo, que había copado diferentes comisiones importantes como Presupuesto, Constitución, Fiscalización, Ética, entre otras, y que hacían de deshacían de la labor que debían desempeñar como legisladores y fiscalizadores intentando mejorar la situación de los peruanos con propuestas tan vitales para su desarrollo. Los fujimoristas también han perdido las Comisiones de Levantamiento de Inmunidad Parlamentaria y Acusaciones Constitucionales.

Para entender la magnitud de este cambio se puede hacer un comparativo en la Comisión de Ética. Por ejemplo, Fuerza Popular tenía cinco representantes en este grupo y ahora solo tendrá uno. En la Comisión Permanente, de 14 miembros que tenía el fujimorismo ahora pasa a 10.
Sobre el inicio de esa sesión, los legisladores del Apra y de Fuerza Popular no se presentaron a la sala por lo que al inicio no hubo el quórum (número mínimo de participantes) necesario para iniciar el debate.

Incluso otros miembros de la propia Mesa Directiva como Leyla Chihuán y Segundo Tapia llegaron a la sesión, luego se fueron y a los minutos volvieron para participar del debate. El ánimo estaba caldeado pero eso no hizo perder los papeles al Presidente del Congreso Daniel Salaverry.

También se votó la propuesta del portavoz de Fuerza Popular, Carlos Tubino para que los cambios en comisiones queden sin efecto. Felizmente no prosperó, aunque el ex marino lo acusó de proceder como chavista. Tal vez no se acordó cuando el dictador Alberto Fujimori les hizo firmar el Acta de sometimiento a los altos jefes de las Fuerzas Armadas.

La intervención del parlamentario Humberto Morales del Frente Amplio, pidiendo una moción de censura contra los miembros de la Mesa Directiva, segundo Tapia y Leyla Chihuán por abandonar la sesión y que está penado. También regresó a la mesa Directiva Mauricio Mulder.

El resultado fue negativo y archivado. Con esto, la mayoría fujimorista tras ostentar un importante poder en el Legislativo queda reducido y relegado en parte de esa posición de privilegio que tenía en las comisiones. El boicot estaba preparado.

Nuevas bancadas

Después de la salida de varios parlamentarios de FP hay nuevos grupos como la Bancada Liberal, Cambio 21 y Unión por la República que incluso han sido reconocidos por el Tribunal Constitucional.

Cambio 21 incluso ha solicitado el retorno a tres legisladores entre ellos Kenji Fujimori, Guillermo Bocangela y Bienvenido Ramírez, suspendidos de sus funciones acusados de presunta negociación de la vacancia presidencial de Pedro Pablo Kuczynski. Lo que llama la atención es que la sanción fue por 120 días que ya se cumplió en noviembre del 2018 y hasta el momento no se han reincorporado.

A la bancada le conviene tener a los accesitarios porque son votos a su favor. De reincorporarse los tres, se reduciría aún más la representación de FP en el Parlamento.

¿Recomposición hasta marzo?

Pero no todo es color de rosa. La recomposición de las comisiones parlamentarias debe ser ratificadas por el pleno del Congreso, es decir tiene que someterse a votación. Aquí surge un problema, la creación de la la bancada de Acción Republicana queda en suspenso porque mientras Salvador Heresi siga formando parte de PPKausa no puede integrar otra bancada.

Entretelones en el Congreso

Previo a estos dos últimos días, los fujimoristas y apristas habían preparado toda una estrategia para frustrar la labor de Daniel Salaverry que ya iba con ganas de recomponer las comisiones, intención que querían traérsela abajo.

El vocero de la bancada naranja Carlos Tubino en su cuenta de Twiter dijo que no asistieron a la sesión del consejo Directivo, en la que se iba a tratar la recomposición de fuerzas como un gesto democrático ante la reiterada violación del reglamento del Congreso”. Pero cuántas veces han hecho lo mismo los fujimoristas, incluso con las leyes que necesitaba el país, o las regiones?.

La congresista Luz Salgado, para dilatar la sesión, aprovecho para darle respuesta a un documento en el cual Salaverry anunciaba que pedirá una “acción de control” a las contrataciones en el período de Luz Salgado y Luis Galarreta, además de la suya, en la Mesa Directiva.

Salgado dijo ante la Representación Nacional que se sentía amenazada y que nunca habló de “contrataciones”. Consideró inédito que sea amenazada o enjuiciada por unas declaraciones.

“Estoy leyendo una carta que el señor presidente del Congreso me ha enviado con carácter personal llamándome la atención por unas declaraciones”.

“Hasta el momento, ningún congresista puede ser enjuiciado por declaraciones. Y aquí dice que yo he hablado sobre supuestas irregularidades que si las tengo debo ir al Ministerio Público”.

“Yo solicité que venga la Contraloría, señor presidente, por las denuncias que hubo. Pero no puedo dejar de decir que este tipo de amenazas hagan que el presidente asuma una posición de índole personal. No conozco señor sobre estas declaraciones de contrataciones porque no tengo conocimiento de ningún tipo de contrataciones”.

“Si mis declaraciones han molestado porque he pedido que se vea en Mesa Directiva, en Consejo Directivo, es una cosa que la dije públicamente. ¿En qué momento hablé de contrataciones? Quien ha tenido que filtrar el documento ha tenido que ser la presidencia. Estoy exigiendo que se respete el reglamento”.

“No tengo ningún temor a que se hagan investigaciones. Con la Mesa que estuve teníamos las actas al día. Jamás actué sola, siempre llamé al Consejo Directivo y lo que tenía que ser aprobado por el Pleno, se aprobó. Yo salí con la frente en alto”.

A su vez, Daniel Salaverry respondió:

“Yo he enviado un documento a título personal a la congresista Luz Salgado de manera respetuosa, sin ningún tipo de amenaza. Indicándole que a raíz de sus declaraciones donde ella comenta que habría irregularidades en esta gestión yo le pido que me indique cuáles son las irregularidades para tomar acciones inmediatas”.

“En vista de que ella tiene la preocupación de que puedan ocurrir estas irregularidades voy a pedir que la auditora de la Contraloría que esta mesa directiva trajo al Congreso realice una auditoría desde el 2016 de las tres mesas directivas”.

“Eso no puede entenderse como una amenaza, con todo respeto. ¿Cómo puede entenderse esto como una amenaza? Y todo lo contrario, si usted tiene algún conocimiento de que en este Congreso se comete alguna irregularidad pónganos en conocimiento. Ese ha sido el tenor de mi carta”.

COMPARTIR     Twittear Compartir