Vínculo entre padres y profesores es vital

Vínculo entre padres y profesores es vital

t1

Las reuniones entre padres y maestros no son una mera formalidad. El vínculo que se crea en los encuentros regulares entre los padres de un estudiante y sus maestros permiten que todo el entorno del niño, tanto familiar como académico, lo ayude a crear y sostener estrategias para el éxito de su rendimiento en la escuela.

Calificaciones. El nivel de involucramiento de los papás de un niño en sus estudios incide directamente en sus calificaciones. Dentro de esa mirada, este vínculo les brinda a los adultos herramientas concretas para ayudar en equipo al progreso del rendimiento del niño y así asistirlo en sus calificaciones.

Conducta. Que los padres estén involucrados en las vidas escolares de sus niños causa que estos tengan a la larga mejor nivel de asistencia a la escuela y sufren menos incidentes escolares relacionados con conductas violentas.

Trabajar de la mano. Los padres siempre tienen posibilidad de trabajar voluntariamente en las escuelas de sus hijos colaborando con eventos y actividades. Esto fortalecerá el vínculo con el maestro y el niño percibirá que los adultos en su vida trabajan por su bien en conjunto.

Reuniones regulares. Cuando existen encuentros regulares entre padres y maestros, se forja la confianza y conocimiento suficiente para discutir qué métodos funcionan mejor y cómo cada adulto desde su lugar pueden ayudar al éxito académico. Es interesante que tanto padres como maestros armen una lista de temas importantes para conversar antes de cada reunión.

Lo cierto es que convendría tanto a todos los padres y tutores mantener una estrecha relación y comunicación con la escuela y los docentes y fortalecer la participación activa en las reuniones a las que se les convoca. La buena relación entre padres y profesores también permite entender a los especialistas de la educación el contexto  en el que el niño se desenvuelve en casa y guiar su enseñanza a partir de ello.

COMPARTIR     Twittear Compartir