Vicegobernador Marco Purizaca: “Por tercer año la gestión de Servando García termina jalada”

Vicegobernador Marco Purizaca: “Por tercer año la gestión de Servando García termina jalada”

Desde el inicio de la gestión el vicegobernanor, Marco Purizca Pareja, ha estado lejos de Servando García.

Las discrepancias entre ambos son conocidas. El gobernador lo alejó de su entorno y, al parecer, las cosas seguirán así.

A Purizaca no le interesa congraciarse con la autoridad regional y por ello sigue siendo un crítico de la gestión.

Considera que por tercer año consecutivo la gestión está “jalada”, porque no logra llegar a un nivel de ejecución superior al 80%.

– ¿Cómo evalúa este tercer año de la gestión del gobernador Servando García, estando ya por concluir el año?

Estamos bastante bajitos. Estamos casi en el 50% de ejecución presupuestal y con un retraso bastante fuerte en lo que se refiere a los principales proyectos que deberíamos haber cumplido en este año. A pesar de las necesidades que hay por la pandemia no hemos tenido, nuevamente la capacidad de gasto. Hemos invertido un poquito más que el primer año, pero nos falta. Para tener una capacidad y una aprobación en cuanto a nuestra gestión deberíamos tener un gasto del 80%. Entonces estamos jalados y por tercer año consecutivo.

– ¿Por qué pasa esto?, en el tercer año de gestión ya se debería de haber aprendido.

Nos hemos pasado la gestión de escándalo en escándalo. Este año hemos tenido la remoción del gerente general por denuncias. Los funcionarios no tienen la capacidad de realizar un buen trabajo. No pueden encontrar la manera para cumplir con las metas. Realmente esto depende de la cabeza que es el gobernador. Él ha debido de elegir personas más eficientes, ponerles metas y que las cumplan. Ya se nos pasó el tercer año y seguimos con una gestión ineficiente.

Le queda un año para reivindicarse.

A pesar que no ejerzo labor ejecutiva me veo salpicado con eso situación, pero eso no impide que levante mi voz de protesta reclamando y diciendo que hemos sido ineficientes, que no se ha corregido con una buena designación de funcionarios. Nuestra obligación es supervisar si la confianza se está cumpliendo de acuerdo a las metas, y eso es lo que no está haciendo el gobernador. No hay liderazgo para ver si los funcionarios cumplen.

– Todos sabemos a a usted no lo han dejado participar en este gobierno, ¿se sigue manteniendo al margen de la gestión?

Sí. Allegados al gobernador me han confirmado las sospechas que tenía. Hay un resentimiento por parte de él porque di mi opinión de los seis primeros meses de nuestra gestión. Parce que no le gustó y decidió apartarme de la gestión.

– ¿Están pelados?

Yo nunca he tenido una discusión con él. No he tenido oportunidad de sentarme a conversar con él, que es lo que siempre he pedido. Nunca me convocó. Está sentido porque considera una deslealtad haberme manifestado en los medios de comunicación sobre mi apreciación sobre la gestión y los manejos de la gestión pública.

– ¿Cuál es su evaluación del Consejo Regional?

Ellos tienen la labor legislativa y fiscalizadora. Hay muchas cosas que dejan mucho que desear. Cuando hemos solicitado algunas informaciones no han contestado de manera contundente y han dejado pasar las cosas, hasta que solas se solucionen.

– ¿Tiene algún caso concreto?

La ausencia que tuvo el gobernador el año pasado, en plena pandemia y primera ola. Yo solicité y pregunté quién estaba asumiendo las funciones. Esto lo hacía porque al gobernador no se le veía, solo estaba el gerente general haciendo las funciones del gobernador. Eso le correspondía a mi persona. Le pedí al Consejo Regional, pero me contestaron diciendo que no eso no era su función. Entonces, ¿quién ejerce la función de autoridad cuando está ausente el gobernador ?

– ¿Esa ausencia se justificó ante algún estamento del Gobierno Regional?

Simplemente se desapareció. Yo pregunté, dirigí un documento, luego se formó una comisión para investigar, pero mientras agendaban la reunión pasaron 15 a 20 días, y, obviamente cuando lo convocan ya estaba en funciones. Eso quedó en nada. Esa actitud displicente, por parte de los consejeros deja mucho que desear porque ¿a quién puedo acercarme a preguntar sobre quién ejerce las funciones de gobierno? Pues a la parte legislativa, y ellos deberían saber si justificó o no su ausencia. Esos días están en la nebulosa, espero que en algún momento se pueda investigar.

–Circuló un rumor de que el gobernador estaba delicado de salud, ¿usted supo algo?

Lo que supe es que estaba ausente del Gobierno Regional y la función administrativa no podía quedar sin mando, pero los consejeros no actuaron.

Por: Teo Zavala Palacios

COMPARTIR     Twittear Compartir