Vías que fueron rehabilitadas no pasaron la prueba, conoce los montos invertidos

Vías que fueron rehabilitadas no pasaron la prueba, conoce los montos invertidos

Especialistas: “Deterioro de vías se debería a falta de drenaje, mala calidad de materiales y a intervenciones de EPS Grau”.

La infraestructura de la ciudad ha soportado las primeras lluvias del año, que no tienen comparación con lo que se vivió durante el verano de 2017, con El Niño Costero. Sin embargo, y pese a que varias vías fueron rehabilitadas, la transitabilidad vehicular es nuevamente un problema que preocupa a la población.

Algunas de estas obras millonarias, a cargo de la Municipalidad de Piura y del Gobierno Regional, parece que ya han cumplido su ciclo de vida, uno muy corto, pues no llegarían ni al año y medio desde su rehabilitación.
Esto no solo genera una mayor congestión en el tránsito -ya bastante afectado por los numerosos semáforos inoperativos-, sino que pone en riesgo la salud de los pobladores, por las grandes polvaredas que se levantan con el paso de los vehículos.

Para el docente de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional de Piura, Luis Morán, la razón principal del deplorable estado de las vías es que estas fueron rehabilitadas solo para recuperar la transitabilidad, pero no fueron consideradas como parte de un proyecto integral con drenajes pluviales.

“Como las vías no se hicieron con la pendiente adecuada, las lluvias se estancan y, con el paso de los vehículos, se deterioran. Piura necesita también un estudio sobre cuál es la mejor alternativa de pavimento que soporte la formación de anegamientos; esto hasta que se haga el estudio de evacuación pluvial. Aquí seguimos haciendo las vías con el mismo diseño de hace 30 años, pese a que ya sabemos que no funciona”, criticó el especialista.

En razón a esto, Morán comentó que su institución está participando en un proyecto para rehabilitar la avenida Guardia Civil, con la propuesta de un mejoramiento de la parte interior del suelo: “Usaremos estabilizadores. Esa vía será una prueba para ver cómo reacciona ante las lluvias. Uno tiene que buscar alternativas para la realidad de Piura, es decir, vías planas que no tienen evacuación y donde el agua se encharca”.

Por su parte, Jorge Timaná, especialista en ingeniería vial de la Universidad de Piura, también criticó que durante las obras de rehabilitación no se incluyera drenaje, por lo cual, hasta que el proyecto integral de drenaje pluvial no se ejecute, Piura padecerá una y otra vez del mismo problema.

“Existen métodos para que el asfalto dure, pero no conozco cuál ha sido la aplicación que se hizo en la rehabilitación. Con metodologías tradicionales, el asfalto sufre: este se suelta de la piedra y la arena que conforman la mezcla y se generan los baches. También los daños prematuros son consecuencia de la mala calidad de los materiales empleados, y este parece ser el caso”, explicó Timaná.

En ese sentido, consideró que el monto empleado para recuperar las vías no habría sido bien invertido: “En algunas zonas se pudo trabajar mejor. No tiene mucho sentido hacer lo mismo donde ya falló antes. Por ejemplo, en la Irazola, que tiene actualmente daños, se debió hacer un mejor trabajo”.

Por otro lado, ambos expertos coincidieron en que la problemática no solo se reduce al impacto que las lluvias tienen sobre el asfalto, sino que la EPS Grau ha contribuido en la aceleración del deterioro de las vías, pues en muchas de sus intervenciones no reparan la capa asfáltica.

“Un ejemplo: la intersección de la avenida Sullana con jirón Ica. ¿EPS Grau no puede hacer un trabajo comp leto? A veces ellos pican, reparan el desagüe, pero no el pavimento. Allí dejan un punto crítico que se va extendiendo”, indicó Timaná.

Mientras que Morán señaló que falta mayor coordinación: “Una entidad hace el pavimento, pero no coordina con la entidad del agua. La EPS rompe la vía, pero no la repara con la calidad inicial”.

COMPARTIR     Twittear Compartir