Viajar es soñar despierto

Viajar es soñar despierto

No necesitas suerte, necesitas moverte…

Viajar en familia es quizá la mejor terapia que existe para desconectarnos de la rutina, la monotonía y los malos momentos a los que estamos siempre expuestos.
Conocer nuevos destinos sin necesidad de ir muy lejos, respirar aire puro o visitar lugares mágicos unen a la familia. En nuestro país tenemos gran diversidad de paisajes, lugares con gran historia, con tradiciones muy antiguas y costumbres que emergen en nuestros tiempos, es por eso que somos uno de los primeros destinos en el mundo. ¡Disfrutemos primero de lo nuestro!

Planificando nuestro viaje:
Primero debes saber ¿de cuánto tiempo dispones? y ¿cuál es tu presupuesto?
Según esto puedes decidir si harás turismo en tu misma localidad; tal vez una salida a la playa, un paseo por Chulucanas o aventura en Canchaque; si viajarás a otra ciudad como Cuzco, Chiclayo, Arequipa, Cajamarca, Iquitos; o tal vez al exterior como Cancún, San Andrés, Punta Cana, Salinas, Santo Domingo, Panamá etc..

Viajar de forma inteligente
Para optimizar tiempo, dinero, comodidad y sacar el máximo provecho a la visita y a la experiencia te sugerimos lo siguiente:

1. Viajar en temporada baja.: Es mejor viajar fuera de temporada vacacional. Los precios son más accesibles y hay mucho menos gente.
2. Hotel a tu medida: No siempre buscar lo más barato. El hotel debe ser seguro con buena ubicación, desayunos y WiFi incluidos. Buscar mejores precios on-line.
3. Viaja ligero: Llevar solo lo necesario y respetar el peso permitido por la aerlinea.
4. Planifica: Conoce tu destino antes de ir, decide qué lugares visitarás y ten un plan B por si las cosas no suceden como la planeaste.
5. Date un gusto: Busca lugares que ofrezcan una experiencia culinaria única y déjate llevar. Los sabores también son un viaje.
6. Souvenirs: Busca lo más original, algo que no encontrarás en otro lugar. La artesanía local y de la calle es siempre una buena opción.
7. Menos países, más ciudades: No visitar más de dos países en un viaje. Es mejor recorrer varias ciudades, verlas con calma y disfrutar para que no sientas que no conoces nada y solo ves pasar todo.
8. Cupones y descuentos: Muchas atracciones, restaurantes y hoteles tienen promociones y descuentos. Los museos ofrecen precios especiales para estudiantes, gente de la tercera edad, etc.
9. Programas de lealtad: Si eres viajero frecuente y acumulas millas o puntos en aerolíneas y hoteles no dudes en usarlos.

COMPARTIR     Twittear Compartir