Velaciones: nichos y tumbas olvidados en los cementerios de Piura

Velaciones: nichos y tumbas olvidados en los cementerios de Piura

A una semana de celebrar el Día de todos los Santos, el cementerio de Castilla no necesariamente es un lugar para “descansar en paz”.

En un recorrido por el colapsado campo santo, detectamos que existen focos infecciosos que ponen en riesgo a los deudos, que este viernes 1 de noviembre llegarán a rendir culto a sus seres queridos.

Pabellones completos a punto de caer, montículos de basura en casi todas partes, olores nauseabundos de orina y tumbas en el suelo, que de estar atentos, cualquier persona puede sufrir un accidente. El popular cementerio resiste a la indiferencia de las autoridades, que a pesar de que en unos días “recobrará vida” ni si quiera una han pintado las paredes.

Las moscas y los zancudos también son fieles acompañantes de tumbas expuestas y cruces casi sepultadas, sin dejar de lado el deplorable estado de los servicios higiénicos.

Si recuerda exactamente dónde queda “la última morada” de su ser querido, ya ganó tiempo, pero cuidado con lo que lleva, porque los amigos de lo ajeno están al asecho, desde la puerta hasta en el más escondido pabellón.

San Miguel Arcángel

El cementerio conocido como Metropolitano, es la otra cara de la moneda. Pero la necesidad de querer “velar” con focos, pone en riesgo a los deudos. Pudimos corroborar que existen cables expuestos y hasta unidos por una simple cinta. Esperemos que la Beneficencia levante estas observaciones antes del día central.

COMPARTIR     Twittear Compartir