Varios grupos armados colombianos se disputan el vacío dejado por las FARC

Varios grupos armados colombianos se disputan el vacío dejado por las FARC

Diecinueve meses después del acuerdo entre el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño para poner fin a una guerra de medio siglo, al parecer la situación no ha cambiado en absoluto.

Con las FARC fuera del mapa, grupos ilegales armados como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales formadas por ex paramilitares de ultraderecha y disidentes de las FARC luchan por los espacios dejados por la otrora agrupación rebelde: izan banderas, alistan combatientes, cobran impuestos y exigen lealtad en tierras remotas.

A pesar de los elogios que despertó el acuerdo con las FARC, incluido el Premio Nobel que ganó Santos, la paz sigue siendo esquiva en este país de 50 millones de habitantes, que aún es el mayor productor mundial de cocaína.

Los grupos que buscan tomar los negocios ilícitos están aprovechando los medios más lucrativos que habían financiado a las FARC, desde el narcotráfico hasta la extorsión, pasando por la extracción ilegal de oro.

“Es como una caldera del diablo en donde está en ebullición, una sopa en la que se cocina todo tipo de ingredientes criminales”, dijo Juan Camilo Restrepo, hasta hace poco el jefe negociador del gobierno en las conversaciones de paz con el ELN.

A costa de sangre

Quienes más esperaban un ambiente claro de paz después de los vanos acuerdos de paz entre el Gobierno y la guerrilla, son los habitantes de Tumaco, una de las zonas más violentas en Colombia.

Tumaco se ubica en una zona selvática con varios ríos que le brindan a la cocaína, producida en las grandes plantaciones de hoja de coca cercanas, una salida al Pacífico, y donde las nuevas fuerzas guerrilleras compiten con las bandas criminales por las lucrativas rutas de la droga.

A comienzos de este mes, un pequeño grupo de exguerrilleros de las FARC mató a balazos a un periodista, un fotógrafo y al conductor de un diario ecuatoriano, luego que el gobierno del vecino país rechazó sus demandas de liberar a sus camaradas encarcelados al otro lado de la frontera.

En Cauca, disidentes de las FARC se enfrentan con el ELN por el control del narcotráfico, mientras que en Norte de Santander, una banda llamada Los Pelusos lucha también con el ELN.

Datos

* En Antioquia, combates entre bandas criminales que se disputan una zona estratégica para el narcotráfico y la minería ilegal provocan desplazamientos masivos de campesinos.

* En Tumaco, disidentes de las FARC asesinaron a tres periodistas ecuatorianos.

COMPARTIR     Twittear Compartir