Una dieta antiinflamatoria puede prevenir el Guillain Barré

Una dieta antiinflamatoria puede prevenir el Guillain Barré

El síndrome de Guillain Barré se presenta como consecuencia de una infección viral respiratoria o gastrointestinal, siendo la causa más común la bacteria gastrointestinal Campilobacter jejuni, que ataca cuando se falla en aplicar pautas de seguridad en los alimentos.

Los especialistas en nutrición recomiendan que es fundamental seguir una dieta antiinflamatoria que ayude a la prevención de este síndrome.
Esta dieta antiinflamatoria esta compuesta por alimentos ricos en proteínas como el atún, caballa, pollo, entre otros, evitando el consumo de carnes rojas. Debe contener muchos ácidos grasos esenciales como Omega 3 y 6, que se encuentran en pescados oleosos, nueces, semillas y sus aceites, y el aceite de oliva.
También es bueno incluir alimentos que contengan complejo B, como los granos enteros, centeno, quinua, maíz, cebada y verduras frescas; vitamina A, como las hortalizas y frutas, y vitamina E, que se encuentran en las paltas, porque ayudan a reducir la inflamación.
Un gran aliado es la vitamina C, que lo encuentras en las manzanas, las peras, la fresa, el kiwi y las hortalizas.
Para tener una dita balanceada se debe evitar alimentos que estimulan la adrenalina ya que agotan la vitalidad, por ejemplo, el alcohol, té, café, bebidas carbonatadas, pasteles, bizcochos y dulces.
Algunos malos hábitos como olvidarse de lavar las manos antes de comer, no cocinar adecuadamente las carnes, los huevos,  no lavar bien las frutas y verduras o no desinfectar los utensilios después de haber cortado la carne cruda puede ponernos en riesgo.
El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno poco frecuente en el que el sistema inmunológico del paciente ataca los nervios periféricos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pueden verse afectadas personas de todas las edades.
Las personas afectadas necesitan tratamiento, a veces en cuidados intensivos, y seguimiento. El tratamiento consiste en medidas de apoyo e inmunoterapia.
Fuente: Andina
COMPARTIR     Twittear Compartir