Todos los sacerdotes podrán ahora perdonar el “pecado grave” del aborto

Todos los sacerdotes podrán ahora perdonar el “pecado grave” del aborto

El papa Francisco volvió a sorprender al mundo y anunció ayer lunes que dará a todos los sacerdotes católicos romanos la potestad de perdonar casos de aborto, una facultad previamente reservada a obispos o confesores con estatus especial.

El pontífice, que ha hecho de la Iglesia inclusiva e indulgente una característica de su papado, realizó el anuncio a través de un documento conocido como “Carta Apostólica” o “Misericordia et Misera”, después de la clausura el domingo del Jubileo de la Misericordia, o Año Santo, para la fe católica.

El Papa dijo que insiste “tan firmemente como pueda en que el aborto es un pecado grave ya que termina con una vida inocente”, aunque “no existe pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y limpiar cuando encuentra un corazón arrepentido que busca reconciliarse [con Dios]”.

Antes ya había dado temporalmente a todos los sacerdotes la facultad de entregar lo que se conoce como la “absolución sacramental” para el aborto durante el Año Santo, extendiendo la gracia del 8 de diciembre del 2015 al 20 de diciembre del 2016.

Pero el tono solemne de sus palabras en la carta del lunes sugiere que esta facultad podría extenderse, al menos, por el resto de su papado.

era temporal

“Entrego de aquí en adelante a todos los sacerdotes, en virtud de su ministerio, la facultad de absolver a aquellos que han cometido el pecado de un aborto. La provisión que he hecho en esta materia, limitada a la duración del Año Santo, por la presente es extendida”, dijo el Papa.

De acuerdo a las enseñanzas de la Iglesia Católica Romana, el aborto es un pecado tan grave que aquellos que lo procuren o lo cometan, incurren inmediatamente en la excomunión, hasta ser absueltos en una confesión.

En el pasado, solo un obispo o un confesor especial podía dar la absolución en un caso de aborto. Francisco pretende revolucionar la cultura en la iglesia, empezar un futuro con esperanza y deshacerse de sentimientos de tristeza.

COMPARTIR     Twittear Compartir