Testigo Martín Farro: “Vi cuando un policía le disparó de frente a mi amigo”

Testigo Martín Farro: “Vi cuando un policía le disparó de frente a mi amigo”

Martín Farro Chiroque, uno de los testigos presenciales del enfrentamiento ocurrido el martes entre policías y civiles cerca de los sectores Jesús de Nazaret y Santa Rosa, frente al kilómetro 980 de la carretera Piura–Chiclayo, aseguró que uno de los agentes de la PNP disparó a quemarropa al hoy fallecido Luis Pasache Zapata.

“Yo vi cuando un policía le disparó de frente. Los policías le han disparado, han llegado a disparar a todos como si fuéramos animales”, sostuvo el joven padre de familia de 29 años.

Farro Chiroque contó que poseía en su celular grabaciones y fotografías de la gresca. Por ello, cuando trasladaba a su amigo aún con vida a un hospital, habría sido agredido por agentes de la Policía, quienes intentaron arrebatarle la presuntas evidencias.

“Estábamos en toda la Panamericana y me han atacado; yo llegaba en una movilidad a rescatar a mi amigo. Me bajaron de la movilidad y me golpearon con la cacha de la pistola”, sostuvo Farro Chiroque.

El supuesto agraviado añadió que, felizmente, el celular con la evidencia no pudo ser decomisado, pues se cayó en el vehículo en el que Pasache era trasladado.

“Luego me han dejado botado en todo el cruce de Jesús de Nazaret para irme a mi casa; me quitaron el polo, las sandalias y mi billetera con 200 soles. Yo tengo el celular con fotos de la agresión”, concluyó.

El Tiempo intentó obtener la respuesta de la PNP a estas acusaciones, pero el jefe de la Macrorregión Policial Norte, Luis Bisso, no quizo brindar declaración alguna. En tanto, el jefe de la Región Policial, coronel Walter Cárdenas, manifestó que no estaba autorizado a declarar.

“Bala inubicable”

Por otro lado, un hecho particular se registró durante la autopsia de Luis Alberto Pasache Zapata, pues los forenses no encontraban el proyectil que acabó con su vida.

Luego de aproximadamente tres horas de indagación, se decidió retornar el cadáver a la morgue del hospital Santa Rosa, donde por intermedio de la prueba de rayos X se determinó que el proyectil se había alojado en su mandíbula.

COMPARTIR     Twittear Compartir