Sus amigos exigen la máxima pena para los asesinos

Sus amigos exigen la máxima pena para los asesinos

a14

José Fidencio García Pintado o simplemente “Pepes”, fue recordado por sus familiares, amigos, vecinos como una persona trabajadora, que desde joven buscó salir adelante. En el 2000 empezó como mozo  y luego pasó a vender ceviche en los exteriores del estadio Miguel Grau, emulando a sus hermanos  mayores Teobaldo (‘Pedrito’), Alfonso (Cachetón’) y Carlos (‘Cachetes’). Luego se trasladó a la avenida Tacna de Castilla.

Beatriz, madre de dos de sus tres hijos, dijo: “¿Por qué lo han matado así, si era un hombre trabajador?”.

El cadáver del empresario fue retirado recién a las 12 del mediodía del Instituto de Medicina Legal (morgue) para llevarlo a su casa en la calle Suiza manzana G 3 lote 05 del asentamiento Túpac Amaru, en donde los esperaban sus vecinos, amigos y sus familiares. Ellos exigieron a las autoridades la pronta captura de los asesinos y que les caiga todo el peso de ley. Su muerte no debe quedar impune.

COMPARTIR     Twittear Compartir