Solo hay 2 juzgados para resolver 10 mil casos de pensión alimenticia

Solo hay 2 juzgados para resolver 10 mil casos de pensión alimenticia

a7

Enrique Villegas Rivas

Visitar el Primer y Tercer Juzgado de Paz Letrado de Piura es encontrarse con la inquebrantable paciencia de decenas de madres que día a día esperan que la justicia despierte la responsabilidad en los padres de sus hijos.

Para muchas de ellas, obtener una pensión por alimentos es descuidar su hogar por el tiempo que demanda, y la mayoría prefiere abandonar el tedioso proceso.

“En marzo de 2014, presenté el caso pero se perdieron los papeles. Aparecieron después de dos meses, pero no seguí por la demora. Preferí volver a trabajar para mantener a mis tres hijos. Ahora espero justicia”, nos cuenta una joven madre.

Del mismo modo, P.V.G. lamenta que pese a presentar una medida cautelar, un mes antes de que el padre de sus cuatro hijos reciba la liquidación por cese, no se haya oficiado la retención para asegurar la pensión.

DESIGUAL DISTRIBUCIÓN

Ante esta situación, el juez del Tercer Juzgado de Paz Letrado, Raúl Álvarez, explicó que todo esto se debe a la extensa carga procesal generada por la desigual distribución de casos.

Es decir, hasta el 2014 existían seis juzgados que veían todas las materias (laboral, civil, penal y familia), pero el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial dispuso que sean especializados.

“Entre los dos juzgados (primer y tercero) vemos 9.988 casos, casi 5.000 cada uno, y con siete personas por juzgado. Aparte de las 1.139 demandas de alimentas que tenemos desde enero hasta la fecha”, detalló el juez.

Lo preocupante es que, para el estándar nacional, un juzgado debe tener una productividad de 800 expedientes, por lo que Raúl Álvarez considera que la solución es crear más juzgados o dotar de más personal.

“Los procesos por alimentos son breves: calificas en tres días, [das] cinco días para que conteste el demandado, tomas tres días para notificar fecha de audiencia en donde se sentencia, pero ahí no acaba el proceso porque hay que ver si el demandado paga”, indica Raúl Álvarez.

Y es que, como señala el juez, si el demandado es dependiente se le descuenta por planilla, pero si es independiente no lo hace, pero con el nuevo sistema procesal penal pasa a la Fiscalía y en siete meses se le sentencia, y es el único momento en que pagan.

Aparte si quieren dilatar el proceso presentan nulidades, cambian de domicilio, devuelven las cédulas, sustentan que tienen un familiar enfermo o más carga familiar.

COMPARTIR     Twittear Compartir