Señales del golpe de calor en los bebés

Señales del golpe de calor en los bebés

Nuestro bebé lo pasará en grande en su primer verano, debemos tomar algunas precauciones para que esté cómodo tanto en la calle como en la casa.

Los bebés menores de un año sufren un mayor riesgo de padecer golpes de calor, pero también hay que tener cuidado con las quemaduras solares y la deshidratación, ya que son accidentes comunes que podemos evitar.

Cuando suben las temperaturas en los termómetros, los colectivos más vulnerables tienen mayor riesgo de padecer problemas como los temidos golpes de calor .

Un golpe de calor se produce por un aumento brusco de la temperatura corporal, debido a un elevado calor ambiental. Las situaciones de calor y humedad aumentan el riesgo de que se produzca.

Síntomas del golpe de calor: Suelen ser vómitos, confusión, sueño, sensación de mareo, debilidad…si no se presta atención a los síntomas y se reacciona rápido, el golpe de calor puede ocasionar problemas mucho más graves.

Recomendaciones: Si el niño puede estar sufriendo un golpe de calor, es necesario tumbar al pequeño en un lugar fresco y bien ventilado, sin ropa.

Datos

* Evitar el sol es el mensaje. El bebé tiene la piel muy sensible, una exposición aunque sea breve puede producirle una quemadura de primer grado.

* En verano hay que ofrecer agua al bebé entre las tomas.

COMPARTIR     Twittear Compartir