Únete al canal de WhatsApp de El Tiempo

Piura cuenta con sala para personas con discapacidad visual
abril 17, 2022
Autor: Redacción El Tiempo

Compartir:

Pareciera que pocos usuarios de la Biblioteca Pública de Piura, conocen esta Sala para Personas con Discapacidad Visual. Pareciera que casi nadie de la Municipalidad de Piura (los del edificio de la Plaza de Armas) supiera de su existencia.

¿Por qué lo decimos? Porque a pesar de la riqueza de actividades producidas en esta sala para limitados visuales; a pesar de los incontables actos de esfuerzo diario de estos lectores por ejercer su derecho al libre acceso a la lectura y a la información… pocos se dan por enterados. Lamentablemente, a pesar de las normativas y leyes existentes en nuestro país en pro de las personas con ceguera o de baja visión, el poco apoyo que reciben, de la cabeza de la Municipalidad de Piura, así lo revela.

Después de estos casi dos años de obligado encierro, en el momento de reiniciar la regular vida de estos lectores invidentes, conviene hacer un alto y– a quienes tienen en sus manos el deber de ayudar, apoyar, sustentar, patrocinar, defender, favorecer, secundar y hacer cumplir las leyes- quizá al contarles un fragmento de la historia de esta Sala para personas con discapacidad Visual de la Biblioteca Pública de Piura, les abra los ojos y vean al fin la gran responsabilidad que tiene de suyo, la alcaldía de Piura.

Empieza la historia

La Sala para Personas con Discapacidad Visual (para personas con ceguera y baja visión) nace como un proyecto de un grupo de bibliotecarios en ejercicio, adultos de una especialización técnica en bibliotecas llevada en la Universidad Nacional de Piura.
En la entonces recién estrenada sede de la Biblioteca Pública Ignacio Escudero de Piura, se le asigna una sala y se empieza a buscar por un lado el modo de conseguir libros en Braille (sistema de escritura y lectura para ciegos) y por otro, ubicar a los lectores que decidan participar como usuarios de esta particular sala de biblioteca.

Lucha Mercedes Cruz de García, entonces bibliotecaria encargada de los procesos técnicos de la Biblioteca Municipal, alentada por Anahí Baylon, directora de la misma, se anima a aprender Brille, con el fin de ofrecer mejor este servicio desde el punto de vista bibliotecológico y de su natural empatía humana y servicio a la comunidad. Ella y otros voluntarios invierten tardes y noches enteras en hacerlo; mientras los lectores de la sala que van cada vez en aumento, lo hacen de mañana.

Así se llegan a reunir cerca de cuarenta usuarios entre invidentes y personas de baja visión… procedentes de Sechura, Sullana, Talara, Paita, La Unión, Tumbes y otros pueblos, como del casco urbano de Piura. No es fácil aprender Braille. Este sistema de lectoescritura requiere usar las yemas de los dedos mayor e índice de ambas manos, para captar puntos en relieve equivalentes al abecedario usual. El Braille se lee de izquierda a derecha.

Nace la Alip

Carlos Alberto Alemán Saldarriaga, es uno de los usuarios más dinámicos de los lectores de la sala especial. Él, siendo ingeniero de carrera, tras un accidente perdió la visión. Él como otros, adolescentes, jóvenes y adultos, buscan el encontrar medios que les permitan estudiar y estar preparados para enfrentar la vida con un oficio o estudios superiores. Es cuando, entre varios, deciden formar la Asociación de Lectores Invidentes de Piura (ALIP). A través de esta agrupación pudieron buscar y promover donaciones de libros en Braille, máquinas de lectura de baja visión, punzones, regletas y todo lo necesario para que puedan estar preparados debidamente y conseguir o asumir un trabajo digno que les permita desarrollarse en la comunidad.

Así, por el lado del personal de la Biblioteca Pública también se promueven donaciones de libros en Braille. Y a la vez con estos libros llegados, o libros hechos por ellos mismos, se van registrando, catalogando, clasificando, sellando, etiquetando, anillando, empastando y preparando para ser usados en esta sala especial.

Por el lado de la Asociación también se consiguen donaciones, como la de un colegio piurano que estaba por deshacerse de este material en particular. Así se consiguió la Biblia completa, novelas clásicas y una serie de revistas llegadas de otros países…todo en Braille. Rotary Internacional, también apoyó en su momento en la donación de máquinas para lectores de baja Visión y en buscar donaciones de material de expurgo de otras latitudes.

Libros hablados

En una época donde el casete y la grabadora eran lo último en tecnología, Lucha Cruz, Anahí Baylon y algunos otros voluntarios, amigos de la biblioteca se “lanzaron” a grabar lecturas de novelas, cuentos, tradiciones en voz alta, para los usuarios invidentes. Lucha, aún recuerda cómo de noche cuando sus hijos pequeños, ya estaban dormidos, ella con grabadora en mano, en voz alta leía una y otra vez todos los salmos que pudiesen dar fuerza, esperanza, alivio y compañía a sus tan respetados usuarios.


Síguenos en nuestras redes sociales:


Más populares
[imagen_perfil_autor]
Redacción El Tiempo
Redacción El Tiempo. Autor de contenidos y de las últimas noticias del diario El Tiempo. Experiencia como redactor en varias temáticas y secciones sobre noticias de hoy en Piura, el Perú y el mundo.
[linkedin_autor]