El cambio climático y su mensaje destructivo
septiembre 7, 2023
Autor: Victor Palacios

Compartir:

El nombre que se le pueda dar a este fenómeno no tiene importancia frente a lo ocurrido en 2017: muertes y familias en abandono, destrucción de las vías de comunicación, inundaciones con el consecuente colapso de los sistemas de agua y desagüe y aparición de enfermedades, detrimento de los sistemas de educación y salud debido a la fragilidad de sus estructuras para soportar el embate de la lluvia, crisis en la agricultura por la pérdida de cultivos y finalmente ausencia de técnicas de ingeniería necesarias para canalizar y administrar el agua del río Piura.

El peligro para Piura persiste debido al riesgo de nuevas ocurrencias de fenómenos climáticos similares a lo sucedido en 2017. Tabla 1 (4) muestra lo que ocurrió en Piura en el mes de marzo, 2017 y la cantidad de lluvia que soportó Piura en un día.

En Piura, el clima ha cambiado el riesgo existe y este riesgo será mayor en un futuro muy cercano. ¿Cuál va a ser la respuesta de las autoridades de Piura en caso de repetirse el fenómeno llamado “Niño Costero”? Mientras el gobierno central discute los procedimientos y opciones para compartir la responsabilidad de entender los efectos del cambio climático, Piura como región, debe asumir la responsabilidad de buscar opciones y proponer soluciones regionales para aliviar los efectos negativos del cambio climático que ponen en riesgo la vida, alteran la economía y perturban el equilibrio ecológico de la región.

El entendimiento de las causas o los factores que motivan  los cambios en el clima es un proceso informativo necesario para tomar acciones y plantear alternativas que ayuden a enfrentar el riesgo que viene.

En artículos anteriores se inició una breve descripción de los principales factores que motivan el cambio del clima en Piura tales como: cambios en la temperatura, alteraciones en la radiación y ausencia de regulaciones en la actividad industrial. Sin embargo, los cambios mencionados ocurren como respuesta de la contaminación en la atmosfera debido fundamentalmente a la actividad humana.

Nosotros somos responsables de la contaminación que está destruyendo la atmosfera que nos rodea. Por lo tanto, entender cuáles son los agentes contaminantes y como estamos contaminando la atmosfera es una responsabilidad que nos compete para reducir el riesgo en la salubridad de las generaciones futuras.

Las investigaciones científicas (1) muestran que la Tierra absorbe parte de la radiación solar y parte se refleja en el espacio. Componentes de la tierra como bosques, suelos arcillosos y más importante los océanos absorben la mayor parte de la energía solar, mientras los suelos ligeros y nubes absorben menor energía y la reflejan hacia la atmósfera.

Los diferentes gases y partículas contaminantes en la atmosfera capturan parte de la energía solar que llega a la atmosfera y la regresa como calor.

Estos son los gases de efecto invernadero llamados así por la forma como los invernaderos retienen el calor y elevan la temperatura.

El vapor de agua captura un alto porcentaje de la energía solar (se especula alrededor del 60%; dióxido de carbono (CO2) es el segundo gas más grande en la atmosfera en almacenar calor; y metano (CH4) es el tercero. Esta energía solar almacenada en la atmósfera de la tierra determina los diferentes ciclos del clima: vientos, creación de nubes, huracanes y olas de calor. Svante Arrhenius (febrero 1859-octubre 1927) (2), pionero en la definición del cambio climático, estableció en su artículo publicado en 1896, que si el nivel de CO2 se incrementara en 50% el planeta experimentaría un incremento del calor entre 50 a 60C. Igualmente, el artículo estableció que la actividad industrial manejada por el ser humano es la fuente principal de las emisiones de dióxido de carbono que se almacenan en la atmosfera.

Hoy, los pronósticos son una realidad. Por otro lado, el uso de combustible como carbón, petróleo y derivados, gas natural (llamados también combustibles fósiles), la destrucción de los bosques, la tala y quema de árboles, al igual que la degradación de los suelos incrementa la cantidad de CO2 en la atmosfera causando que la misma atmosfera retenga mayor cantidad de energía solar. Mayor retención de la energía solar tiene como efecto el incremento de la temperatura a nivel mundial y se conoce como “calentamiento global” (“global warming”).

Tabla 2 (5) muestra la relación existente entre la producción global de CO2 debido a las actividades del ser humano y su almacenamiento en la atmosfera; se estima que la población mundial es de 7,700 millones en 2019; igualmente, muestra que a mayor población en la tierra aumenta la contaminación de CO2 en la atmosfera en ausencia de estrictas regulaciones que controlen la actividad humana.

Se debe notar que estas estimaciones representan valores promedios que pueden cambiar significativamente cuando las medidas de control de la contaminación son mínimas. Investigaciones médicas indican que niveles de CO2 alrededor de 1000 ppm requiere acciones de purificación del aire y proyecciones estadísticas permiten estimar los posibles incrementos de CO2 cuando la población aumenta.

Por lo tanto, Piura necesita regulaciones para controlar las diversas fuentes de contaminación. Las temperaturas máximas y mínimas se han incrementado en Piura como resultado del efecto del cambio climático, Esta información permite formular preguntas con relación a los cambios del clima ocurridos en Piura: ¿Existen en Piura datos que permitan relacionar el incremento de temperaturas máximas y mínimas con la contaminación ambiental producida por la quema de combustibles fósiles? ¿Existen en Piura proyectos de investigación que permitan analizar los cambios de temperatura ocurridos desde 2010 a 2019? ¿Existen en Piura regulaciones, normas o disposiciones regionales para evitar la contaminación producida por las deficiencias en servicios como transporte, recolección de basura, manejo de residuos, servicios de alimentación y distribución de alimentos? ¿Existen en Piura proyectos de investigación que permitan delinear acciones preventivas frente a la posibilidad de otro desastre ecológico como el ocurrido en 2017?

La respuesta a estas interrogantes es responsabilidad del Gobierno Regional, Universidades, Instituciones Públicas Descentralizadas, Industria Privada y de la comunidad piurana en general por lo que es imperativo y urgente plantear alternativas para para prevenir desastres y consecuencias fatales frente a la posibilidad de ocurrencia de otro fenómeno similar al de 2017.

Las discusiones y debates acerca del cambio climático son mayormente acerca de cómo se pueden cambiar a los combustibles fósiles como fuente de energía. Sin embargo, el problema es más grande que considerar únicamente a los combustibles fósiles los cuales son una fuente más de la producción de dióxido de carbono-CO2 (3). Emisión de CO2 es, también, el resultado de procesar el hierro para convertirlo en acero, de convertir la piedra caliza en cemento, de procesar petróleo para producir químicos.

Algunas publicaciones científicas indican que las emisiones mencionadas representan alrededor del 20% de la emisión de CO2; otro 15% de las emisiones de CO2 se originan por la deforestación. Igualmente, prácticas agrícolas obsoletas convierten los suelos, que normalmente almacenan carbón, en fuente de emisión de CO2 que va a la atmosfera.

El análisis y discusión de otras fuentes de contaminación de la atmosfera que contribuyen a la perturbación del clima se presentaran en próximos artículos.
los

Más populares
Victor Palacios
Editor web de El Tiempo y La Hora. Periodista y fundador del equipo digital del diario El Tiempo. Comunicador con experiencia en Marketing Digital, Data Analyst, SEO, Web Design, Email Marketing e Ecommerce.