Santa Rosa: bebés luchan por su vida al sufrir presunta negligencia médica

Santa Rosa: bebés luchan por su vida al sufrir presunta negligencia médica

Una grave denuncia realizaron los familiares de tres bebés recién nacidos, al asegurar que producto de una negligencia médica, los menores se debaten entre la vida y la muerte.

Esta mañana los padres y demás familiares de los neonatos realizaron una protesta en el exterior del hospital de la Amistad Perú- Corea Santa Rosa de Piura.

En declaraciones a diario El Tiempo, la madre primeriza Claudia Valladolid contó que producto de la asfixia que sufrió su hija, al no ser atendida en su momento, la pequeña tiene hidrocefalia, hemorragia intraventricular, entre otras patologías.

“Esta es una negligencia porque cuando llegué estuve con fuertes dolores y presión alta. Esto fue a la 1 de la tarde del 2 de diciembre y recién me realizan la cesárea a la 1 de la mañana del día siguiente. Durante ese tiempo mi hija estuvo asfixiándose y la obstetra Gladis Cota Miranda tardo en autorizar mi operación”, denunció.

La mamá muy desesperada pidió que su hija sea trasladada a otro nosocomio para ser atendida por especialistas y le salven la vida.

Carmen Barreto realizó la misma acusación en contra de la obstetra Gladis Cota Miranda. Ella cuenta que su nieta nació el 15 de septiembre con sus intestinos afuera, pero su salud se complicó por una negligencia durante el parto.

“La misma obstetra quiso obligar a mi hija para que de un parto normal y tardó en autorizar la cesárea aún sabiendo del problema que padece mi nieta.  Exijo una investigación y se sancione a esta obstetra”, manifestó.

Según la abuela, la pequeña se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) debido a los cinco paros cardiacos que sufrió y la hidrocefalia que padece.

“La bebé tiene su cabeza hinchada y me dicen que lo mejor es desconectarla”, agregó.

La señora Yadira Calderón señaló que a su hija también le diagnosticaron hidrocefalia, patología que considera se produjo por una mala atención durante su parto que ocurrió el 7 de diciembre.

“Mi bebé nació con 28 semanas. El 14 de diciembre, la neuro pediatra me indicó que mi hija teñía una mancha de sangre en su cabecita pero que es normal en un niño prematuro. Yo pienso que es producto de algún golpe que le generaron porque a mi me metían la mano para sacarle su cabecita que estaba al lado izquierdo de mi vientre”, dijo

Los familiares exigieron justicia y se sancione al personal de salud del hospital por la presunta negligencia cometida en los partos de tres madres piuranas.

 


Síguenos en nuestras redes sociales:


COMPARTIR     Twittear Compartir