¿Comiste demasiado en Navidad? Consejos para evitar los excesos y la indigestión

Uno de los consejos que se escucha mucho en esta temporada del año es restringir alimentos: comer poca cantidad o con muy pocas calorías.

¿Comiste demasiado en Navidad? Consejos para evitar los excesos y la indigestión
¿Comiste demasiado en Navidad? Consejos para evitar los excesos y la indigestión
Tiempo de lectura: 2 minuto(s) aprox.
La mayoría de las personas no pueden evitar comer mucho en Navidad. Resulta difícil resistirse a los dulces típicos de estas fechas, y con tanta comida y cena copiosa es complicado no llegar al exceso y tener problemas de indigestión.
Aquí algunos consejos para evitar que al día siguiente de la cena navideña nos sintamos pesados o con indigestión:

Errores comunes

Para la nutricionista Claudia Agüero es un error muy común que cuando se tiene una reunión navideña, pasemos hambre todo el día para poder comer abundante en la noche o en la celebración. “No está bien desde un punto nutricional, estás sometiendo al cuerpo a estrés y en la reunión, comerás como si no existiera un mañana”.
Explica que lo ideal sería comer ese día con normalidad, pero optando por alimentos que contengan más vegetales, hidratándonos de forma regular, pero sin llegar a llenar nuestro estómago de agua en lugar de comida, ya que por un momento esto nos saciará, pero luego volveremos a tener hambre.
Para Agüero es clave entender que la comida no es mala o buena, solo algunas tienen más o menos nutrientes. “Lo mejor será optar por alimentos que nos nutran”, indica.

No restringir los alimentos

Uno de los consejos que se escucha mucho en esta temporada del año es restringir alimentos: comer poca cantidad o con muy pocas calorías o incluso saltarse comidas y hacer el famoso ayuno. La magister Slovenia Ulloa Acuña, docente de facultad Nutrición y alimentación la Unifé, afirma que la idea no es restringir alimentos durante estas celebraciones. “Para que nuestro organismo funcione de forma correcta necesita alimentos y energía. Si uno se restringe alimentos, también se limita nutrientes. Al no tener energía o nutrientes se realiza el catabolismo, es decir el autoconsumo. Uno va a perder masa muscular, vitaminas y mineras que son importantes funciones del cuerpo”, añade.
“Es mejor optar por una tajada de panetón y una taza de chocolate con edulcorante que, debido a la restricción, te prohíbas y comas un panetón entero. Además, actualmente, en el mercado encontramos versiones más nutritivas de los clásicos navideños”, comenta.

Escucharnos y entendernos

La nutricionista Alejandra Izquierdo y especialista en nutrición intuitiva explica que no se debería utilizar el miedo para convencer a otra persona que coma saludable.
“Eso quizás funcione en el corto plazo, pero las alertas que te ha generado leer una equivalencia de un panetón en panes, la olvidarás y no realizarás ningún hábito saludable porque no se está educando como se debería”, indica.
Para la licenciada es muy importante que cuando vayamos a reuniones comamos tranquilos.

VIDEOS RECOMENDADOS:

Síguenos:

Más en Salud