Salesianos de luto: Falleció el padre José María Domenech

Salesianos de luto: Falleció el padre José María Domenech

El padre José María Domenech Corominas sdb falleció el día de ayer 1 de mayo, en Argentina, donde realizaba su misión educativo pastoral al servicio de Dios y de los jóvenes.

El recordado sacerdote, fallece a los 69 años de edad, con 51 años de vida religiosa como salesiano y 41 años de sacerdocio. El padre Domenech de nacionalidad española, trabajó por muchos años en la Inspectoría Santa Rosa Lima en el Perú y fue director del colegio Salesiano – Don Bosco de Piura de 2005 a 2008.

Breve historia

Nació en el seno de una familia de profundas raíces cristianas formada por don Juan y doña Carmen, el 18 de julio de 1947, en Barcelona, España. Además de José María, sus padres  ofrecieron a Don Bosco y a la Iglesia a un sacerdote salesiano, Antonio, y una Hija de María Auxiliadora, Monserrate.

Hecho el noviciado en su inspectoria de origen, Barcelona, y hecha la primera profesión religiosa el 16 de agosto de 1966, vino al Perú, para continuar su formación, primero en el Posnoviciado de Chosica (1966-1970), luego en el Aspirantado de Magdalena del Mar (tirocinio, 1971-1972), y a continuación la formación teológica en la misma casa de Magdalena.

Ordenado sacerdote el 8 de diciembre de 1976, juntó a su compañero de noviciado, el p. Fernando Posada y el p. Jaime Payano, la obediencia lo destino como socio del Maestro de Novicios en el Noviciado del Rímac.

De 1978 a 1981 desplegó su servicio y dotes de animador pastoral en la casa de Arequipa. Luego, de 1981 a 1982, fue enviado a conformar el equipo formador en el Posnoviciado de Quito. En 1983, la obediencia lo destino al Posnoviciado de Magdalena del Mar, casa en la que desempeñó sucesivamente diversos servicios: ecónomo, animador pastoral, vicario de la casa y encargado de prenovicios.

En 1989, luego de haber seguido un año de Espiritualidad en Roma (UPS), se le encomendó la dirección de la comunidad y obra de Piura.   En 1991, fue nombrado Delegado Inspectorial de Pastoral Juvenil, tarea en la que puso todas sus energías, lo mejor de su talento, entusiasmo y cariño, por cerca de una década.

En estos años, hizo también las tareas de animador vocacional inspectorial, párroco del Sagrado Corazón de Jesús de Magdalena, y Consejero Inspectorial.

De 2001 a 2004, fue director de la comunidad del Colegio Salesiano de Breña, y de 2005 a 2008, director de la comunidad del Colegio Salesiano de Piura.

En todos estos lugares dejo la huella de su paternidad Salesiana, su cercanía a la Familia Salesiana, su palabra siempre oportuna y sincera, el ejemplo de su amor a Cristo y a su Iglesia, su adhesión a Don Bosco, y su cariño entrañable a la Auxiliadora de la que se sintió siempre hijo amado y a la que enseño a amar.

Su misión lo llevó a  Argentina

En 2009, destinado por la obediencia a la Patagonia argentina, se dedicó con entusiasmo a su misión parroquial.

Habiéndosele detectado un cáncer de páncreas, a mediados del 2016, se puso inmediatamente a disposición de la medicina, siempre confiado en la Providencia y procurando brindar hasta cuando pudiera, el acompañamiento a sus hijos espirituales, y el comentario bíblico que solía hacer cada domingo del año. Siempre será muy bien

COMPARTIR     Twittear Compartir