Rescatistas avistan objetos que habrían usado los cuatro extraviados en Ayabaca

Rescatistas avistan objetos que habrían usado los cuatro extraviados en Ayabaca

a1

Gerardo Cabrera Campos

Un cielo despejado durante horas se apreció ayer sobre los cerros agrestes y altísimos peñascos entre Huancabamba y Ayabaca, en torno a la zona llamada Cerro Negro. Precisamente allí, un grupo de rescatistas, a bordo de un helicóptero de la Fuerza Aérea, sobrevoló el terreno y avistó varios objetos que habrían sido utilizado por los cuatro trabajadores desaparecidos de la minera Río Blanco Copper.

Para los familiares de  Orlando Pastrana, Manuel Herrera, Aleida Dávila y Segundo Tacure -extraviados desde el 11 de julio- esos rastros (al parecer grandes bolsas naranjas y amarillas, y residuos de comida) podrían ser una muestra de que todavía están cerca a ese punto, por lo que deben refugiarse en zonas lo menos húmedas y frías.

“Son bolsas de dormir”, señaló un familiar allegado al ingeniero Pastrana.

HAY MÁS INDICIOS  

Ante este hallazgo, fuentes policiales de El Tiempo aseguraron ayer que, durante una visita a Carmen de la Frontera, los ronderos confirmaron haber encontrado “latas vacías de alimentos” a inmediaciones del último punto que informó Orlando Pastrana; es decir, en un sector de Cerro Negro perteneciente a la Comunidad de Yanta, en Ayabaca.

Guillermo Guevara, miembro de la Central de Rondas de Huancabamba, confirmó que los 100 comuneros que visitaron el sábado el antiguo campanento de la empresa sí encontraron “evidencias de los trabajadores”.

En este sitio la expedición minera de Río Blanco debía realizar trabajos topográficos.

“Cerca al campamento han encontrado algo de ropa y huellas. Incluso han chaleado (sesgado) la zona en diversos puntos”, explicó Guevera, quien luego describió la zona como muy agreste, húmeda, “de difícil acceso, de montaña viva, donde hay que subir cerro tras cerro”.

A esto, la información policial sustenta que el dirigente ronderil, Ítalo Alberca Carrasco, pidió que se contrate guías especializados para que junto con la comunidad realicen la búsqueda, pero sin la presencia de la Policía Nacional.

Mientras tanto, desde Ayabaca informaron a este diario que las rondas de Yanta siguen manejando el tema de manera “todavía reservada”.

PATRULLAJE CONJUNTO

Desde su base en Huancabamba, Beltrán Córdova, jefe de la División Policial, señaló que hay más de veinte efectivos de Servicios Especiales en dos patrullas dedicados a buscar pistas de los extraviados.

“Ya se está coordinando con las rondas. No se sabe nada aún. Desde aquí (Carmen de la Frontera) me han asegurado que no han secuestrado a los trabajadores”, recalcó.                        

COMPARTIR     Twittear Compartir