¿Qué debo hacer para inculcar hábitos de estudio a los niños?

¿Qué debo hacer para inculcar hábitos de estudio a los niños?

No es conveniente que el niño se memorice lo que estudia; por el contrario, se le debe enseñar que en el proceso de aprendizaje deben confluir la investigación y utilización de herramientas educativas como los mapas conceptuales, mentales, diagramas, resúmenes, entre otros.

Para ello, los educadores y los padres deben motivarlos a que creen rutinas, que no tienen que ser tediosas ni aburridas. También se les debe enseñar a planificar, organizar y desarrollar, reconociendo su esfuerzo y dedicación.
  1. Busca intereses. Los padres y profesores deben averiguar los intereses de los chicos y relacionarlos con sus estudios para hacerlos más atractivos. Es sabido que los niños prestan más atención, se encuentran más motivados y rinden mejor si hacen lo que les interesa.
  2. Promueve su concentración. El padre debe anular las distracciones que puedan haber alrededor del niño como el celular, los videojuegos o el televisor, y tratar de distribuir períodos de estudios de 45 minutos a una hora, siempre amenizándolos con momentos de descanso.
  3. Habilita un lugar de estudio. Se debe encontrar un lugar amplio, ventilado, iluminado y agradable a la vista, donde el niño pueda realizar sus deberes escolares. Este lugar debe tener a mano desde papel, colores, lápices; hasta libros, computadora e impresora.
  4. Encuentra el mejor momento para que estudie. Los momentos ideales son después del almuerzo y antes de jugar. Los expertos recomiendan hacer la tarea primero y después realizar una actividad que les guste para que no asocien el concepto de estudio con el de castigo.
  5. Crea una rutina de estudio. Para generar un hábito es necesaria la repetición. Por ello los padres no deben esperar que el niño siempre tenga que hacer las tareas de la escuela para que se tomen un tiempo en estudiar. Se le pueden crear pequeñas y amenas tareas para motivar la costumbre de estudio.
  6. Supervisa constantemente. Al principio el niño necesitará ser supervisado hasta que quede instaurado el hábito de estudio. Siempre es bueno que el padre se mantenga pendiente de sus avances, revisando al final la tarea.
  7. Reconoce el esfuerzo. Las felicitaciones de los padres y maestros siempre son grandes motivadores y premios que se le puede otorgar a nuestros niños.
  8. Fomenta una buena alimentación. Una comida saludable lo ayuda a mantener sus niveles de concentración y estar enfocado en sus rutinas de estudio.

Fuente: Andina

COMPARTIR     Twittear Compartir